1

El director del Centre de Recerca Econòmica (CRE), Antoni Riera, afirmó ayer en la presentación del informe de coyuntura económica de Balears del primer trimestre, que, en relación al Govern, «la política restrictiva y de austeridad afecta al crecimiento, pero la estabilidad presupuestaria es fundamental para crecer, aunque no es la solución definitiva a la crisis».

Tras anunciar que la economía balear registrará un descenso de su PIB a final de año del 0,3%, puntualizó: «No basta con hacer políticas de ajuste, no basta con reducir gasto y cumplir con un objetivo contable, hay que reducir gastos ineficientes y aprovechar esto para hacer consolidación fiscal sería del todo óptimo».

Recesión

El economista resaltó que Balears vive lo que se conoce como una «recesión de segunda vuelta. Es decir, un retroceso de la actividad económica, seguido de un período de recuperación pequeño y leve, de nuevo una nueva etapa de recesión. Son técnicamente malas noticias».

En el desglose del informe de coyuntura del CRE, Riera apuntó que se aporta por primera vez datos desagregados por islas (ver gráfico adjunto).

Menorca ha sufrido la contracción más amplia, del -1,3 % en el segundo trimestre, y se separa más de Mallorca, que también cae un -0,5 %. Las Pitiusas son las únicas que han retenido el marcador en positivo, con un crecimiento del 0,5 %.

En la balanza negativa, Riera advirtió de que las dudas aumentan con la debilidad del mercado labora, con tasas históricas de paro y que ello ha drenado la confianza de los consumidores y la capacidad de gasto de las familias.