14

La Asociación de Productoras Audiovisuales de las Islas Baleares (APAIB) ha manifestado hoy su «más enérgica protesta» contra la actitud del Govern en el proceso de «pseudoprivatización» que consideran está llevando a cabo en la radio y televisión autonómicas IB3.

En un comunicado, esta asociación lamenta que aún no tenga respuesta del ejecutivo autonómico a la solicitud de reunión, con el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, que realizaron hace dos semanas

El pasado día 15 de julio, explica la APAIB, hizo entrega de un escrito en Presidencia del Govern para pedir un encuentro con el presidente con el propósito de conocer de primera mano las negociaciones que «se rumorea» que hay en marcha para la entrada de capital privado en IB3 y, consecuentemente, para esclarecer el papel que tendrán las empresas audiovisuales de Baleares.

En concreto, APAIB quiere conocer si entrarán como nuevos propietarios de IB3 empresas privadas de ámbito nacional, caso del grupo de comunicación Secuoya, que ya tiene la concesión de los servicios informativos durante cuatro años por una cantidad superior a los 29 millones de euros, ampliable hasta seis.

La entrada de Secuoya supondría que los programas de producción propia de IB3 los harían empresas próximas a esta compañía, dejando de lado a la industria audiovisual balear y, además, reclamará la gestión integral de la publicidad, afirma la APAIB.

«Por tanto -señala APAIB- nos encontramos en un punto crucial en el que se prefigura un modelo de gestión privada de IB3, se reducen puestos de trabajo directos, se veta la posibilidad de producción externa a las empresas audiovisuales de Baleares, se privatiza la gestión publicitaria y, además, se negocia recibir una cantidad anual estipulada del Govern; y todo ello perpetrado a escondidas de los ciudadanos».

Para la APAIB, «es del todo inadmisible que el Govern hurte a los ciudadanos las noticias sobre el futuro de IB3», mientras que el presidente sí encontró «un hueco en su agenda» para recibir hace unos días a representantes de un macroproyecto privado para reformar el puerto de Palma.