0

El diputado socialista Jaume Carbonero ha calificado de «anuncio fantasma» el proyecto de remodelación con inversión privada en el Puerto de Palma que presentó ayer un promotor holandés al Ejecutivo autonómico.

Carbonero ha manifestado a través de un comunicado que el proyecto no existe como tal, ya que no hay planos «ni ningún detalle de la supuesta inversión de 1.869 millones de euros».

Según Carbonero, esto es una «clara demostración de la improvisación en que actúa este Govern del PP» y por esto ha demostrado su «indignación». «Nunca podríamos pensar que la dinámica del Govern para incentivar la inversión privada llegaría a estos extremos», ha señalado.

Carbonero ha recordado que las actuaciones sobre dominio público requieren del concurso público, la libre concurrencia y control por parte de la administración del que se quiere hacer, «pero parece que al Govern no le importa nada de todo esto», ha dicho.

Carbonero ha lamentado que el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, abriera las puertas del Consolat «a un promotor inmobiliario (Ronald Ras) que ha fracasado en Murcia y que no aporta ninguna garantía en el proyecto de inversión y sí muchas reticencias, tanto de sectores económicos como la Cámara de Comercio, como sociales y políticos».

El diputado socialista ha asegurado que Ras no es un desconocido, «tiene una mala carta de presentación con el fracaso de su proyecto en Murcia, donde ha dejado abandonadas a personas que compraron casas que ahora están apuntaladas».

Por su parte, el vicepresidente económico, de Promoción Empresarial y Empleo, Josep Ignasi Aguiló, ha aclarado hoy que el Govern no apoya este proyecto de remodelación del Puerto de Palma, y que el Ejecutivo «recibe a mucha gente con muchas ideas».