El juez Castro se opone a que la modelo que denunció abusos sexuales sea acusación

| Palma |

Valorar:
preload
La modelo ‘Ainhoa’, con su abogado en Eivissa; más atrás, su madre.

La modelo ‘Ainhoa’, con su abogado en Eivissa; más atrás, su madre.

«Jurídicamente aberrante». Así calificó el juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, la petición formulada por la modelo P.A.S.H, más conocida como ‘Ainhoa’ y su madre, M.M.C.S., de personarse como acusaciones particular y popular, respectivamente, en la causa que investiga la supuesta trama orquestada en torno al Instituto Nóos cuando lo dirigían Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

En un auto dictado ayer, el juez se opone de manera rotunda a esa pretensión, fundamentada por madre e hija en que la entidad Aizoon, propiedad de Urdangarin y de su esposa, la infanta Cristina, es a su vez propietaria de al menos un 0,009% del capital social de la empresa Mixta África.

Archivo

Esta sociedad está vinculada al príncipe saudí Al Waleed Bin Talal, que supuestamente violó a Ainhoa en la madrugada del 12 de agosto de 2008 en un yate de lujo -’Tarama’- atracado en el puerto de Eivissa.

Un juzgado ibicenco, precisamente, y la Audiencia de Palma archivaron la denuncia de la modelo, una decisión que calificó de «componenda política». Madre e hija argumentan que el príncipe saudí «presionó a las más altas instancias de la nación» para que se archivara el caso. Además, anuncian que desean ejercer la acusación popular contra «la Fiscalía de Mallorca o el fiscal jefe». Asimismo, la modelo y su madre querían que declarara como testigo Corinna zu Sayn Wittgestein, amiga del rey Juan Carlos, si eran aceptadas como parte en la causa.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Pepito Grillo
Hace más de 8 años

Será jurídicamente aberrante, pero lo que es estéticamente aberrante, cuando menos, es que el suegro de Urdangarin, un conocido cazador de elefantes, felicite al multimillonario árabe por haber salido bien parado del intento de procesarlo. Me pregunto si la Justicia española, que tiene poco de justa, pero mucho de española, trataría con la misma indulgencia a un Pepe cualquiera.

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1