Constitución de la mesa de negociación de hostelería, en marzo pasado. | Jaume Morey

36

La negociación del convenio de hostelería entra en su fase final, más aún con la petición de los sindicatos de solicitar una reducción de la jornada laboral semanal, de 40 a 35 horas, y un incremento del 1% sobre el IPC, que supone un alza salarial del 3%.

La reunión semanal de mañana será clave en el devenir de las negociaciones, puesto que la patronal de hostelería califica de «inadmisibles e irresponsables» esta reivindicación sindical.

Negociación

La patronal indica que las peticiones de los sindicatos «suponen un incremento de la masa salarial del 20%, la cual no puede ser asumida por las empresas en la actual coyuntura económica, en la que deben imperar criterios competitivos y apuestas proactivas por crear empleo».

Las patronales hoteleras, de restauración y de salas de fiestas y discotecas, que engloban el sector de hostelería, se mantienen expectantes ante las amenazas de los sindicatos de convocar asambleas y jornadas de huelga para presionar y conseguir sus objetivos.

Este convenio, el mayor de Balears, afecta a más de 100.000 trabajadores.