13

El Govern ha anunciado que los estudiantes de Formación Profesional on-line deberán examinarse en Barcelona al no renovar el convenio con el Institut Obert de Cataluña, que permitía realizar las pruebas presenciales en las Islas. El motivo principal es la deuda de alrededor de 60.000 euros que el Govern ha acumulado desde 2010.

Así, a partir del curso 2012-2013, la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades ya no será sede de la plataforma de Formación Profesional a distancia de la Generalitat de Cataluña.

La Conselleria debe el importe de los tres últimos cursos, correspondientes a 2010, 2011 y 2012, unos 20.000 euros por año, además de «los importes correspondientes a los pagos del profesorado que ha guardado a los alumnos durante los exámenes de los tres últimos cursos».

Asimismo, la institución insular informa que en junio de 2011 decidió continuar funcionando como sede de la plataforma de Generalitat de Cataluña porque el curso ya había empezado. «Esta medida se consensuó con los técnicos del IOC y las dos entidades decidieron que la mejor opción era finalizar este curso con el objetivo de no perjudicar a los alumnos ya matriculados», añade.

No obstante, la Conselleria aclara que «los alumnos matriculados en el IOC no se consideran, tanto a efectos administrativos como académicos, parte del sistema educativo de las Islas Baleares». Por ello, resalta que «estos alumnos siguen los programas y los currículums de la Generalitat de Cataluña».