Imagen de la manifestación aniversario del 15M que ha discurrido por las principales calles de Palma. | Efe

1

El 15M de Palma tiene la intención de independizarse de las decisiones que tome el colectivo en Madrid y apuesta por la localización del movimiento, aunque el germen del movimiento en España, la Puerta del Sol, seguirá siendo un referente.

Los «indignados» de la capital balear consideran que es el momento de establecer una red efectiva en las islas y de «regresar a dinámicas locales», según ha comentado a Efe uno de ellos, Misiano.

Aunque los integrantes del 15M de Palma han señalado en varias ocasiones que el movimiento ha estado trabajando durante todo este año, la masiva manifestación del pasado sábado por el aniversario y el desalojo de Plaza España de cerca de 200 de «indignados» esa madrugada ha dado un impulso más su acción.

De esta manera, se ha convocado a una asamblea el próximo sábado a las 19.00 horas en la Plaza España y se ha anunciado que se realizarán dos al mes; aunque algunos miembros del colectivo abogan por cambiar este mecanismo de reunión y participación por un centro de coordinación y por dar, finalmente, una estructura de organización al movimiento.

Esa es la opinión de Misiano, que se ha mostrado partidario incluso de hacer asambleas y reuniones en otros espacios, no solo en plazas públicas, como las universidades e incluso en el Palma Arena.

Por ahora, la principal intención es dar carácter local al movimiento de acuerdo a la realidad y necesidad de las islas, ir pueblo por pueblo y, así, ir desmarcándose de las decisiones que tome Sol, aunque seguirá siendo una guía y un referente.

Además, el movimiento buscará involucrarse con los sectores más afectados con los recortes del Govern balear, como los profesionales de la sanidad o los maestros, así como con la ciudadanía en general.

Los «indignados» estarán presentes en los hospitales General y Joan March, que serán cerrados, para apoyar a los profesionales y las familias que padezcan las clausuras e «ir directamente a la raíz, a los afectados».

«Vamos a trabajar como las hormigas, con todos los sectores, en los barrios. Se trata de tender las redes de una estructura», ha añadido este integrante del movimiento.

Se espera que los que acudan a la asamblea del próximo sábado lo hagan ya con acuerdos sectoriales y con ideas de métodos de trabajo, para seguir en la acción de forma más organizada y efectiva.