El Obispo de Mallorca ordenó ayer a cinco nuevos diáconos en la Catedral. | Jaume Morey

42

Cinco jóvenes de la Diócesis de Mallorca fueron ordenados diáconos de manos del obispo de Mallorca, Jesús Murgui, en el transcurso de un solemne acto celebrado en la Catedral de Palma, que congregó a numerosos familiares, amigos, y vecinos llegados desde ditintos puntos de la Isla.
Los nuevos diáconos son: Julio Barcudi (Argentina, 1986), Joan Isern (Palma, 1987), Jaime Ripoll (Palma, 1976), miembro del Oratori de San Felipe Neri de Palma; Francesc Xavier Riutort (Portocristo, 1988) y Carles Seguí (Lloseta, 1978).
Acabada la plegaria de ordenación, fueron revestidos con la estola diaconal y con la dalmática. A continuación y por primera vez vino uno de los momentos más esperados, ya que ejercieron su ministerio en la liturgia eucarística asistiendo al obispo, preparando el altar y distribuyendo la comunión entre los fieles asistentes al acto.