9

El grupo del PSM-IV-ExM en el Ayuntamiento de Palma ha presentado enmiendas a la ordenanza de ocupación de la vía pública para que se restrinja más el uso comercial de los espacios para viandantes.

La ordenanza, que se debatirá en el pleno previsto para el jueves de la próxima semana, establece que cuando se ocupen las aceras con mesas de bares y cafeterías habrá de quedar libre un espacio mínimo de dos metros para los peatones, mientras que en la anterior redacción de este precepto se fijaba una zona de tres metros de anchura.

«Los ciudadanos tienen que tener garantías para el uso libre de los espacios como viandantes y esta normativa no lo permite», indica en un comunicado la concejala del PSM-IV-ExM Marisol Fernández.

La coalición nacionalista también propugna que se recupere un punto según el cual se prohibía «interceptar la zona destinada al tránsito de viandantes» y privatizar o cerrar el «espacio público».

El grupo del PSM-IV-ExM también proponen en sus alegaciones que se rebajen las multas en los casos de infracciones leves a la ordenanza y que se contemple la posibilidad de que las sanciones económicas sean condonadas a cambio de actividades comunitarias.

Por otro lado, el grupo de izquierdas también ha presentado enmiendas contra el establecimiento de un precio público por los servicios de la Agencia de Desarrollo Local, PalmaActiva, al entender que las tarifas debe fijarlas el consejo rector de este organismo.

El PSM-IV-ExM plantea que se excluya del pago de estas tasas a las personas y colectivos en riesgo de exclusión social y a las asociaciones ciudadanas.