El alcalde pidió al portavoz del PSM-IV-ExM que retirase el lazo en defensa del catalán. Fotos: JOAN TORRES.

6

El Ajuntament de Palma aprobó ayer, con los votos en contra de la oposición, el plan de ajustes que enviará a Madrid para acogerse al mecanismo que ha habilitado el Gobierno central para el pago a proveedores. El citado plan prevé un ajuste de 549,1 millones de euros en 10 años; en 2012 el ajuste será de 69,9 millones de euros; así como 48,3 millones en 2013; 45,7 millones en 2014; y 46,2 millones en 2015; entre 2016 y 2022 el ajuste oscilará entre 47 y 49 millones de euros anuales. El teniente de alcalde de Economia, Julio Martínez, reiteró que los ciudadanos no notarán el plan de ajustes, ya que sigue la línea implantada por el gobierno de Isern a principios de legislatura (actualización de impuestos con el IPC, IBI progresivo, inspección tributaria, recorte de altos cargos, etc).

Construcciones y herencias. Una de las principales novedades del plan de ajustes es que en abril de 2012 Cort procederá a «una graduación de sanciones» -no todas serán leves- y se realizarán inspecciones en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (Icio) «con la novedad de exigir el tributo y las sanciones a aquellas obras sin licencia, junto con un mayor control de las herencias yacentes», que ahora solían dejar pasar cuatro años para no pagar la plusvalía. Con estas dos nuevas medidas se prevé recaudar unos 394.000 euros.

Servicios públicos. El plan también recoge un déficit en la financiación de los servicios públicos prestados de 68,3 millones de euros. No obstante, Martínez aseguró que no se van a recortar los servicios deficitarios. Se trata de la recogida de basuras, los servicios sociales y asistenciales, los educativos, deportivos, culturales, protección civil, transporte colectivo urbano de viajeros y gestión urbanística; sí cubren los gastos la tasa de abastecimiento de agua, el servicio de alcantarillado, el tratamiento de residuos y el saneamiento.

Administración digital. El salto a la administración digital es otra de las medidas del plan de ajustes, que prevé la la optimización de la impresión, la posibilidad de ir a la nube (ahorro de licencias y alojamiento de informaciíon, que permitiría ahorrar 100.000 euros al año); así como la reducción del 40% del personal del Institut Municipal d'Innovació (IMI), mediante jubilaciones.

Críticas. Los partidos de la oposición votaron en contra del plan de ajustes y Martínez los acusó de no querer pagar a los proveedores. PSOE y PSM-IV-ExM denunciaron que el gobierno municipal renuncia a la Ley de Capitalidad, así como a cobrar el Icio de Son Espases; tampoco recoge en cifras la venta del solar a Tirme ni la venta de la Empresa Municipal de Obras Públicas (EMOP). El socialista Andreu Alcover también denunció que no se prevé el pago de expropiaciones en 10 años, así como que incluyen medidas de inspección tributaria que ya se aplican.

Facturas. Alcover también aseguró que sólo un 0,13% de las facturas que se han presentado a Madrid son de la pasada legislatura. Martínez lo negó, ya que las facturas corresponden a servicios contratados durante el mandato de Calvo, aunque hayan llegado a Cort o el pago haya vencido a partir de junio. La oposición también reprochó a Martínez que siembre sospechas sobre las facturas y lo instaron a llevarlas a la Fiscalía.

Presupuesto. El presupuesto de Cort para 2012 se aprobó definitivamente con el voto en contra de la oposición.