El vicepresidente Josep Ignasi Aguiló. | T. Ayuga

1

El vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha asegurado hoy que el Govern ya ha realizado el pago a los ayuntamientos del 75% del dinero del Fondo de Cooperación Local de 2011 que no abonó el anterior Ejecutivo autonómico, al tiempo que ha insistido en que las cuentas heredadas son de un «desbarajuste histórico».

Este asunto ha sido tratado hoy en el Parlament balear con ocasión de una pregunta formulada por el diputado socialista Joan Boned, que ha acusado al conseller popular de «manipular y engañar» a los ciudadanos y a la opinión pública al prometer e incumplir desde el inicio de la legislatura la presentación de un calendario de pagos a los ayuntamientos, así como a los proveedores de la Administración pública.

Boned ha argumentado que, aunque el gobierno del Pacte «bloqueó» el pago del Fondo de Cooperación Local, el PP lo podía haber levantado ya, algo que no ha hecho.

«Se trata simplemente de voluntad política», ha considerado el diputado del PSIB, que ha lamentado que el Govern no haga frente a estos pagos, pero sí el que se adeuda a grandes empresas como Acciona, a la que recientemente se le transfirió una partida de 10 millones de euros.

Aguiló ha respondido que el anterior Govern empleó la partida que tenía que haber pagado a los ayuntamientos (16,7 millones de euros) a otros fines, por lo que el actual Ejecutivo modificó el presupuesto de 2012 para abonar el 75 % del Fondo de Cooperación Local de 2011, un porcentaje que ya ha sido transferido a los consistorios.

Además, ha repasado el conseller, también se han avanzado partidas impagadas referidas a programas de acción social (800.000 euros) o de ocupación (800.000 euros) y otros 400.000 euros a la federación de municipios FELIB para que pueda cumplir con sus funciones y compromisos.

«Queda mucho por hacer, pero el desbarajuste que ustedes dejaron es histórico», ha aseverado Aguiló, al tiempo que Boned ha reconocido que es «cierto» que la situación financiera que ha recibido el Govern es «muy mala».