En agosto del pasado año se produjo la huelga del transporte discrecional, que provocó gran alarma en los mercados emisores turísticos europeos. | JOAN TORRES / M.A. CA

1

Las patronales de agencias de viajes y de touroperadores del Reino Unido y Alemania, ABTA y DRV, respectivamente, así como aerolíneas y patronales de la oferta complementaria, de restauración y hotelería y del transporte discrecional muestran su gran preocupación por los efectos de la huelga general del 29-M en el sector turístico.

«No es el simple hecho de que tenga lugar la huelga, sino que la misma se produce a cinco días del inicio de la Semana Santa y a un mes vista del comienzo de la temporada turística. Esperamos que la conflictividad laboral no se instaure como norma común en Balears, porque ello tendrá efectos negativos en el desarrollo de la actividad turística si se producen conflictos laborales en abril o mayo», puntualizaban ayer desde la DRV y ABTA.

Hoteleros

Las patronales hoteleras de las Islas coinciden en señalar en que confían en que los sindicatos «sepan diferenciar las causas de la huelga del 29-M y que hagan un antes y un después. Sabemos que hay muchos convenios, entre ellos el de hostelería, que comienzan a negociarse tras la Semana Santa, de ahí que se iniciará la temporada turística con una coyuntura nada favorable, por lo que pedimos a los sindicatos que sepan actuar con criterio y racionalidad».

En estos mismos términos se expresó ayer el Fomento del Turismo de Mallorca: «Estamos en unos momentos muy delicados y deberíamos ser muy conscientes de que nuestra fuente de ingresos se basa en la actividad turística, directa e indirectamente».

El Fomento, por ello, a través de un comunicado, hizo ayer un llamamiento a la responsabilidad y la cordura a todos los trabajadores de Mallorca, «para que la jornada del día 20 se desarrolle con normalidad, cumpliéndose los servicios mínimos pactados y evitando, con ello, que se produzcan incidentes que puedan dañar la imagen de Mallorca».

El hecho de que las ventas de reservas turísticas hacia Mallorca y resto de islas se vaya a producir en el último momento, es la principal causa de preocupación para hoteleros, aerolíneas y touroperadores. «Hay una gran competencia en estos momentos, por lo que urge adoptar estrategias racionales para evitar que una temporada turística como la que se avecina, a priori excepcional para el turismo extranjero, no se vea alterada en lo más mínimo. Mallorca y resto de islas viven en estos momentos una delicada situación económica, la cual se puede agravar si el desarrollo de la temporada no se cumple tal y como está previsto», puntualizan desde estos sectores.

Las aerolíneas ya han anunciado que ajustarán frecuencias para evitar los efectos de la huelga del 29-M, de ahí que se programarán vuelos de dicha jornada para los días 28 y 30, para así evitar el mayor impacto posible, para lo cual cuentan con el apoyo de los touroperadores, principalmente los alemanes, que son los más afectados por la huelga general.