Previous Next
7

Los sindicatos mayoritarios de las Islas, UGT y CCOO pidieron ayer a la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Balears (TSJB) la suspensión parcial de los servicios mínimos dictados el viernes pasado para la huelga del 29-M.

En el escrito las organizaciones sindicales califican de 'abusivos' los servicios mínimos aprobados por el Consell de Govern, especialmente los que hacen referencia al transporte discrecional, con una flota de 160 vehículos y a los servicios mínimos de comedor, conserjería y transporte escolar, al considerar que «no son servicios esenciales».

La sala de lo contencioso administrativo debe resolver esta medida cautelarísima antes de la jornada de huelga que empieza a las 00.00 horas del próximo, día 29 de marzo.

En el escrito los sindicatos sostienen que los servicios mínimos dictados por el Govern pretenden saltarse la medida constitucional del ejercicio de la huelga y mantener la normalidad en las Islas con el fin de «deslegitimar» los efectos de la huelga general, indicaron ayer UGT y CCOO a través de un comunicado.

Por otra parte el secretario confederal de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, afirmó ayer, en una asamblea celebrada en el aeropuerto de Palma que la huelga «va a ser un éxito incontestable» y que prevén que los trabajadores responderán «de forma masiva», a pesar de que algunos sectores empresariales están llevando a cabo «una estrategia del miedo».

Górriz, acompañado por la secretaria general de CCOO Balears, Katiana Vicens y el secretario de Acción Sindical de UGT Balears, Manuel Pelarda, aseguró ayer, en palabras recogidas por la Agencia Efe, que «la reforma laboral convierte a los trabajadores en esclavos», abarata el despido, golpea la negociación colectiva, y no crea empleo, sino que «lo destruye».

«La estrategia del miedo que se está haciendo desde algunos sectores empresariales provoca que muchos convocados a la huelga se están sintiendo amenazados», concretó Górriz.

Consell de Mallorca

Donde no ha habido problema para pactar los servicios mínimos ha sido en el Consell de Mallorca. El acuerdo, que fue presentado en la sesión extraordinaria de la Mesa General de Negociació del personal funcionario y personal laboral, fija que en todos los departamentos del Consell permanecerán abiertos pero con un mínimo de personal, en algunos casos sólo con un guardia.

Por otra parte la Unión Progresista de Fiscales de Balears hizo público ayer un comunicado en el cual apuntaban que «estamos en un momento histórico en que, más que nunca, resulta necesario desarrollar políticas tendentes a reforzar los principios de igualdad y solidaridad» que deben cimentar «nuestro estado social para superar todos juntos la actual crisis económica» y por ello muestran su «plena solidaridad con la protesta y las reivindicaciones de los trabajadores» y piden a sus afiliados a participar en la huelga general.