Los ingresos de la subasta servirán para mejorar las finanzas de la institución. | C. SANSO

4

El Consell de Mallorca subastará el próximo mes de abril hasta cinco bienes inmuebles que son propiedad de la institución por la vía del embargo. El precio mínimo de salida de estos bienes es de 1.259.921 euros, que pasarán a manos de la institución insular si se venden en su totalidad.

La subasta incluye una planta baja, un local, una nave industrial un terreno rústico y una vivienda. Se trata de propiedades que han sido embargadas porque sus propietarios no han pagado sanciones en materia de urbanismo. Al no poder hacer frente al pago de la multa dictada por los servicios urbanísticos del Consell, la institución tiene la potestad de embargar bienes de los propietarios, que no son necesariamente aquellos en lo que se ha cometido la infracción.

En abril

La subastas se ha convocado en la sala de juntas del Consell los días 16 y 18 de abril. El primero de los bienes que se subastan es una planta baja en el Arenal que parte con un precio de salida de 397.377 euros. También se subastará un local en Pollença, que saldrá con una tasación de 112.833 euros, y una nave industrial en Marratxí, que lo hará por 322.461 euros.

El lote de subastas se completa con una finca rústica en Felanitx por un precio de salida de 222.625 euros y con una vivienda en Palma que sale a subasta por 222.625 euros, la misma cantidad que la anterior.

Un portavoz del Consell explicó que este tipo de subastas no es habitual en la institución, aunque tampoco es la primera ya que se realizó otra en el año 2010.