El convoy de transporte monetario, llegando a la zona de carga del puerto de Palma donde ya estaban aparcados la totalidad de los vehículos militares. | ALEJANDRO SEPULVEDA

13

Casualidad o no, el buque correo de la Trasmediterránea que zarpó a las once de la mañana de ayer hacia Valencia no llevaba a bordo una carga convencional sino vehículos y personal del Regimiento de Infantería ‘Palma 47' hacia unas maniobras en Albacete y un furgón blindado lleno de dinero con destino a la sede madrileña del Banco de España.

Lo que habitualmente es una escena convencional de carga de mercancías en la zona portuaria del Moll Vell resultó ayer un desfile de coches, camiones y miembros de la milicia, pues en definitiva eran efectivos militares tanto los componentes del regimiento de la Comandancia General de Balears que viajaban para completar su adiestramiento como los guardias civiles encargados de la custodia del dinero.

En apenas una hora embarcaron los vehículos de transporte militar en los que se mueven los aproximadamente cuatrocientos soldados de ‘Palma 47' que a partir de hoy iniciarán maniobras en el Centro Nacional de Adiestramiento del Ejército en la localidad albaceteña de Chinchilla.

Su desplazamiento a lo que en definitiva es un campo de tiro de enormes proporciones se debe a la necesidad de practicar con armamentos tales como los morteros, los lanzagranadas y los fusiles de precisión y largo alcance, lo que no es factible en las instalaciones del Ejército en el ámbito de Balears.

La estancia en Chinchilla se prolongará hasta el próximo 15 de marzo, según confirmaron a este diario fuentes de Defensa.
Custodia

Por lo que se refiere al transporte de dinero, un furgónblindado, con una tara de 11.800 kilogramos y con una importante carga de billetes en su depósito especial, siempre custodiado por agentes de la Guardia Civil en dos vehículos oficiales, se desplazó desde Palma a Valencia y desde allí por carretera hasta la capital del Estado, con destino final en la sede central del Banco de España.

El mismo furgón había llegado a Palma el miércoles de la semana pasada. En su interior había un total de seis mil kilos de euros, entre billetes y monedas.

Como ya se informó en este periódico, este tipo de traslados eran habituales con una periodicidad de tres ó cuatro veces al año, aunque, según fuentes relacionadas con el traslado pero no oficiales, desde hace un año, más o menos, se han incrementado y la frecuencia es, por lo menos, de una vez al mes y en algunos casos hasta de dos.

También, de manera extraoficial se justifican estos traslados señalando que el motivo principal de los mismos es el cambio del papel moneda usado por nuevo.

Al respecto, otras fuentes añaden que es habitual que la cantidad que sale de Palma hacia Madrid sea inferior de la que se ha trasladado a la Isla.

La sucursal del Banco de España en Palma opera como entidad emisora con las entidades de crédito radicadas en las Illes, y lleva a cabo, entre otras, operaciones de canje de pesetas por euros, recogida de billetes y monedas falsos y el cambio de billetes deteriorados en su uso por otros de más reciente emisión.