0

El delegado del Gobierno en Baleares, José María Rodríguez, ha calificado de «satisfactorio» el dispositivo de seguridad montado para la declaración del duque de Palma, Iñaki Urgdandarin, durante este fin de semana en los juzgados de Palma.

Según Rodríguez, «el duque pudo acceder con seguridad al Juzgado y quienes quisieron manifestarse en su contra, pudieron hacerlo con normalidad; hubo plenas garantías para ambos derechos».

El delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma ha efectuado estas declaraciones en el transcurso de una visita oficial a Menorca en la que ha asistido a la reunión de la Junta Local de Seguridad de Ciutadella para organizar el dispositivo que se montará durante las próximas fiestas de Sant Joan.

También ha girado visita a las obras de los nuevos juzgados de Mahón, acompañado por el conseller de Administraciones Públicas del Govern balear, Simón Gornés, y el presidente del Consell de Menorca, Santiago Tadeo; y se ha reunido con la alcaldesa de Mahón Agueda Reynés.

En la reunión de la Junta Local de Seguridad de Ciutadella se ha estudiado cómo aplicar medidas para impedir la llegada de menores de edad durante las fiestas de Sant Joan de este año, tal como había pedido el equipo de gobierno municipal.

Han participado en esta reunión el jefe superior de Policía de Baleares, Antonio Jarabo de la Peña, y el coronel de la Comandancia de la Guardia Civil en Baleares, Basilio Sánchez Rufo.

También han asistido los jefes y oficiales de las fuerzas de seguridad en Menorca; el alcalde de Ciutadella, José María de Sintas, y el director insular de la Administración del Estado, Antonio Juaneda.