0

El portavoz de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha negado que el duque tuviera una cuenta a través de la que presuntamente cobró por un proyecto relacionado con la empresa Aguas de Valencia y pagado por un empresario jordano, como aseguraron fuentes jurídicas este fin de semana durante la declaración.

«No es así. No tiene ninguna cuenta en Suiza ni hay ningún tipo de relación con ninguna cuenta o banco fuera del territorio nacional, más allá de las que tenga en Estados Unidos por su trabajo», ha asegurado este lunes en declaraciones a los medios al llegar a su despacho de Barcelona tras el maratoniano interrogatorio al duque este fin de semana.

Pascual Vives también ha asegurado que Urdangarin atendió «escrupulosamente» las órdenes de su suegro, el Rey don Juan Carlos, cuando éste le ordenó en 2006 que se apartara del Instituto Nóos y que, por lo tanto, en 2008 no hizo negocios con su socio, Diego Torres.

El abogado no ha querido confirmar si durante el interrogatorio el duque reconoció, a preguntas del fiscal, que Torres le «robó», y se ha refugiado en que no desvelará el contenido del procedimiento.

Al preguntarle su opinión, ha sido rotundo: «Dios me libre de decir algo de una persona que está en el procedimiento y que además no tengo el gusto de conocer», y no ha querido valorar tampoco sí cree que a Urdangarin se le imputan delitos que podría haber cometido su entonces socio.

No cree que el juez José Castro se decida a convocar a Urdangarin y a Torres a un cara a cara, y además ha asegurado que los careos «no son aclaratorios», aunque aceptará lo que decida el magistrado.

Sobre la posibilidad de que la Infanta Cristina sea llamada a declarar como imputada, Pascual Vives ha considerado que en el interrogatorio «ha quedado especialmente claro que Doña Cristina no tiene ningún tipo de intervención en este tipo de actividades que desarrolló Urdangarin», por lo que no lo ve probable.

Interrogatorio «correcto»

Pese al largo interrogatorio de más de 22 horas al que el Duque fue sometido, Pascual Vives cree que ha sido «correcto», ha negado que fuese excesivo, aunque sí ha reconocido que fue extenso e intenso por la gran cantidad de preguntas que formularon las diferentes partes.

Ha asegurado que no tuvo la posibilidad de hablar con el Duque a la salida del interrogatorio más que para despedirse, y ha asegurado que le gustaría volver a reunirse con él próximamente pero ha lamentado que es difícil porque «su agenda es complicada».

Pascual Vives ha salido satisfecho del interrogatorio, en el que ha considerado que ya ha quedado «todo explicado» y que Urdangarin lo hizo bien pese a que no se puede prever lo que 16 personas pueden preguntar en una comparecencia tan larga.