2

El conseller de Turismo y Deportes, Carlos Delgado, y la diputada socialista Isabel Oliver han coincidido hoy en la necesidad de que haya una planificación estratégica acerca de qué zonas de Baleares precisan actuaciones de esponjamiento de hoteles obsoletos.

Con ocasión de la reunión esta mañana de la comisión de Turismo del Parlament balear, el conseller ha propuesto a la oposición que participe en una cuestión «estratégica» de cara a la compra y derribo de inmuebles turísticos viejos.

Oliver ha señalado durante su intervención que le parece «correcto» el planteamiento del conseller, al tiempo que ha invitado al Govern a que busque financiación del Estado para acometer los futuros proyectos de derribo.

La diputada del PSIB ha afirmado que entiende cuál es la situación económica de crisis y de falta de financiación pública, si bien se ha referido a la necesidad de realizar esponjamientos en favor de un tipo de turista que cada vez es más exigente con un destino de calidad y respetuoso con el medioambiente.

Además de las actuaciones en la Playa de Palma, Oliver ha manifestado que «alguna actuación de otro tipo sería buena» en otras zonas porque eliminar edificios obsoletos tiene efectos «muy positivos».

«La mejora constante de las zonas turísticas de las islas debe ser un objetivo para que turistas y residentes puedan disfrutar de Baleares en las mejores condiciones posibles», ha dicho Oliver.

El titular de Turismo ha defendido un plan global de derribos «coherente y planificado» al amparo de la nueva Ley General Turística, que aún está pendiente de su aprobación definitiva.

Delgado ha señalado que, en estos momentos, su departamento trabaja en tres proyectos de esponjamiento de Mallorca de Cala Millor, Playa de Alcudia y Sóller, cuyo coste asciende en cada caso a 600.000 euros.

En este contexto, el conseller se ha mostrado optimista sobre la participación económica de la iniciativa privada en este tipo de actuaciones a cambio de lograr algunos beneficios en la zona donde se lleven a cabo los derribos.

Aunque la comparecencia ha tenido un carácter muy conciliador entre el Govern y la oposición, Delgado ha recordado que los esponjamientos realizados en años anteriores estaban hechos de «cara a la galería» y no a partir de un plan estratégico que tuviera garantías de éxito.

Por otra parte, Delgado y Oliver también se han mostrado partidarios de promocionar cada una de las islas en atención a los distintos productos que ofrecen y a sus posibles clientes.