Alberto Ruiz-Gallardón ha anunciado diversas reformas en el sistema judicial.

13

Los operadores jurídicos de Balears han analizado la propuesta de reforma anunciadas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, en la que destaca la instauración de una tasa judicial en las segundas instancias de las jurisdicciones civil, social y contencioso-administrativa.

El objetivo es según Gallardón, reducir la elevada tasa de litigiosidad, pero la mayoría de las respuestas recogidas por este diario inciden en que la aplicación de esa tasa judicial «podría disuadir a personas sin recursos económicos pedir la revisión de las resoluciones judiciales".

Francisco Martínez

Juez decano de Palma

«La problemática no está en la segunda instancia, sino en los juzgados unipersonales»

«En mi opinión, habría que ver cómo se articula esa tasa. Evidentemente, si se establece de tal manera que sirve para penalizar al que hace un abuso abusivo del derecho a recurrir, bienvenida sea. La cantidad de asuntos que entran en los juzgados es tan demencial que cualquiera sistema que sirva para disuadir al ciudadano de que no abuse de la justicia es positiva. Me parece bien la medida en esos términos y matices, pero realmente la problemática no está en la segunda instancia, está en la vanguardia, en los juzgados unipersonales. El verdadero problema radica en primera instancia».

Martí Aleñar

Decano de los abogados

«Se podría crear un sistema que propicie la existencia de una justicia para ricos y otra para pobres»

El Colegio de Abogados de Balears, cuyo decano es Martín Aleñar, emitió ayer un comunicado para expresar la opinión del colectivo sobre las reformas propuestas por el ministro Gallardón. «A pesar de que aún se desconoce la letra pequeña de las propuestas realizadas, la corporación colegial advierte de que las juridiscciones civil, social y contenciosa-administrativa, podría acabar en la práctica por crear un sistema que propicie la existencia de una justicia para ricos y otra pobres. La imposición de dicho modelo de tasa es, primero, como presuponer que los jueces nunca se equivocan y, segundo, mucho más grave, podría disuadir a muchas personas, sobre todo a aquellas sin recursos económicos o con recursos limitados, a pedir la revisión de las resoluciones judiciales que consideran injustas o lesivas para sus intereses».

Fredèric Ruiz-Galmés

Decano del Colegio de Procuradores

«Hay otras medidas más efectivas, ya que la tasa judicial ya está instaurada para determinados supuestos»

«Hay otras medidas más efectivas que las señaladas por el ministro Ruiz Gallardón, ya que la tasa judicial ya está instaurada para determinados supuestos, y extenderlos a particulares como se pretende no reduce la litigiosidad y, además, se grava el acceso a la tutela judicial efectiva de determinado sector de la población».

Matías Barón

Abogado

«Si lo que se desea es disuadir del mal uso de la justicia, ya existe el sistema de condena en costas»

«Estoy en contra del sistema de tasas en segunda instancia, ya que si lo que se pretende es disuadir del uso de la justicia a aquellos que quieren hacer un mal uso de ella, existe el sistema de condena en costas. En lugar de hacer una penalización a priori de todo el mundo, lo que procede es imponer las costas en el procedimiento a todo aquel que pleitee de manera temeraria o frívola. La tasa judicial del ministro no reducirá el número de asuntos en los juzgados, lo único que hará será plantear dificultades a personas con menos recursos para que puedan tener derecho a una segunda instancia, que es uno de los fundamentos de nuestro sistema jurídico».