Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón, duques de Palma de Mallorca. | Efe

16

En abril de 2007, en concreto el día 10, apenas un mes antes de las elecciones autonómicas que se celebraron y que supusieron la pérdida del poder del Partido Popular, se produjo un contacto telefónico entre el director general d'Esports del Govern, 'Pepote' Ballester, con el presidente del Instituto Nóos, del que es socio Iñaki Urdangarín, Diego Torres. En esta conversación, Ballester aceptó «el pago inmediato» de 306.000 euros a Nóos «para compensar los gastos adelantados para la realización de las acciones del Observatorio Permanente de Deporte y Turismo durante los meses de junio 2006 a marzo de 2007».

Así consta en una de las actas de contacto firmadas por Ballester y Torres respecto a la organización del Illes Balears Fòrum, las cuales si inician en junio de 2006 y se prolongan hasta marzo de 2007. Al margen de la celeridad en el pago, sorprende que en el acta también se contempla «pendiente de materialización, y de posterior cobro» conceptos como «la creación de una línea editorial con la Organización Mundial de Turismo», así como «la presentación de dos estudios de tendencias de futuro y de modelos de funcionamiento de la industria turístico-deportiva internacional, ya desarrollados y pendientes de presentación».

La referida conversación telefónica entre Balleter y Torres concluye que «el Instituto Nóos queda a la espera de la definición, en breve, por parte del director general d'Esports, de una propuesta de calendario de los pagos establecidos».

Cabe resaltar que todo esto ocurría pocas semanas antes de que tuviesen lugar las elecciones autonómicas de 2007, celebradas el 27 de mayo, en las que Matas perdió por un escaso margen la mayoría absoluta y fue desalojado del Consolat de la Mar.

No hay facturas

Uno de los aspectos en los que la Fiscalía Anticorrupción está poniendo más énfasis en la investigación que está realizando sobre los trabajos realizados por el Instituto Nóos, organizador el Illes Balears Fòrum, se centra en la localización de las facturas que amparen el presupuesto de 1'2 millones de euros que presentó Nóos para la organización, durante dos días -en noviembre de 2005-, del evento.

El presupuesto presentado por Nóos incluye partidas y conceptos como el de viajes, alojamiento y «hospitalidad», al que se le dedican 240.000 euros, mientras que a las retribuciones del personal de dirección del proyecto, entre el que figura Iñaki Urdangarín, alcanza los 280.000 euros.

A título anecdótico cabe indicar que el presupuesto contemplaba la contratación de un médico por un importe de 2.000 euros.

Los investigados no han logrado encontrar las facturas que avalen la realidad del presupuesto presentado por Nóos y aceptado por el Govern durante el mandato de Jaume Matas. El foro se prolongó durante dos años más, ampliándose mediante sucesivos acuerdos con la Fundació per al Suport i la Promoció de l'Esport Balear, departamento al frente de la cual se encontraba la consellera de Presidència i Esportrs, Rosa Puig, y la colaboración del Institut Balear de Turisme, que presidía el conseller Joan Flaquer.