Los presidentes de Canarias y Baleares, Paulino Rivero (i) y José Ramón Bauza, respectivamente, durante la reunión que han mantenido en la primera edición del Foro de los Archipiélagos. | Crist

5

Los presidentes de los gobiernos de Balears, José Ramón Bauzá, y Canarias, Paulino Rivero, pidieron ayer al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, que el Estado ponga en marcha un plan de reconversión turística con ayudas a la rehabilitación y mejora de la calidad de la oferta de alojamiento frente a la competencia de otros destinos, así como congelar (bonificar) las tasas aeroportuarias para hacer más competitivos a los aeropuertos isleños.

Ambos presidentes protagonizaron el primer Foro de los Archipiélagos, una cumbre bilateral de carácter periódico en la que las administraciones y los empresarios de Balears y Canarias estudiaron sus problemas comunes, en particular los derivados del turismo y las conexiones aéreas con el exterior.

Bonificación

Noticias relacionadas

Exigir al Estado que prorrogue las bonificaciones de las tasas aéreas en 2012, tal y como recogían los Presupuestos Generales del Estado de 2011, «ayudará a ambos archipiélagos a ser más competitivos frente a otros destinos que ya disfrutan de este mecanismo como Italia, Grecia, Túnez, Turquía o Egipto», indicaron ayer ambos presidentes.

Rivero explicó que hay «unanimidad y consenso en este asunto. El ministro José Manuel Soria ya me dijo que este acuerdo se adoptó en el primer Consejo de Ministros, mediante el cual el recorte de tarifas será generalizado para todas las aerolíneas y no sólo para las que dupliquen número de pasajeros».

Ambos gobiernos, que volverán a reunirse en octubre en Palma, han coincidido también en pedir la instauración de la quinta libertad aérea para ambos archipiélagos y participar en la gestión de los aeropuertos dentro de la futura reorganización de AENA. «Los aeropuertos no son simples puntos de paso, y es bueno que las autoridades locales puedan participar en la toma de decisiones. También pedimos que se pueda conseguir la declaración de interés público en las conexiones aéreas con la Península», comentó Bauzá.

El otro gran acuerdo ha sido la petición al Estado de un ‘plan renove turístico' para revitalizar los destinos maduros. «No queremos ser dependientes de los países del norte de África. Queremos ser autosuficientes y captar el turismo de excelencia», explicó Bauzá.