Imagen de un trabajador de un hotel de Mallorca. | PERE BOTA

5

La actividad hotelera generó en el año 2010 en Mallorca 1.553 millones de euros en impuestos, mientras que dio empleo de forma directa e indirecta a 63.791 personas, el 18 % del total de los trabajadores de la Isla, según un estudio realizado por la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) de análisis del impacto económico de la actividad hotelera en el citado ejercicio.


En relación al PIB, la participación de la actividad hotelera en Mallorca es del 21,20% con un Valor Añadido Bruto (VAB) que supera los 4.614 millones de euros. El crecimiento de la actividad en relación al 2009 es del 2,5% en términos anuales, subida que se centra en la segunda mitad del año.


Impacto por zonas


Por zonas, la de Platja de Palma es la que aporta un mayor porcentaje al PIB de Mallorca, con un 19,1 por ciento, seguida por Palmanova-Magaluf, con un 11,47 por ciento, y Cala Millor y Alcúdia, con un 8,5 por ciento.


Por otro lado, los efectos promovidos sobre otras ramas de actividad proveedoras de bienes y servicios intermedios para el sector turístico, como los suministradores de alimentos, la construcción o las empresas textiles, entre muchas otras, generaron 3.227 millones de euros, esto es, el 37% del total de ingresos, con una capacidad de arrastre de creación de 20.582 puestos de trabajo y un 32% del total del PIB generado por la actividad hotelera.


Los sueldos brutos ligados a la actividad hotelera ascendieron en 2010, a 1.709.272.157, lo que significa un sueldo bruto medio por trabajador de 26.795 euros.


Con este estudio, la FEHM quiere poner de manifiesto la importancia del sector hotelero en la economía de la Isla, así como en el aspecto fiscal y laboral.