25

La agencia Standard & Poor's ha rebajado hoy la calificación a largo plazo de la comunidad autónoma de Baleares de «A+» a «A-» por la débil situación de liquidez que ha empeorado en el último año, debido a las desviaciones presupuestarias y a la reducción de las líneas de crédito.

El descenso en la calificación se basa en el análisis de la situación crediticia de la comunidad, ha informado la calificadora en un comunicado.

La agencia ha indicado que espera que Baleares pueda mejorar su situación recurriendo al mercado de bonos al por menor a principios de 2012.

Standard & Poor's estima que las islas alcanzarán déficit relativamente elevados en 2011 y 2012, pero su situación financiera debería mejorar a partir de 2013, debido principalmente al impacto favorable de las liquidaciones del sistema de financiación.

La nueva calificación de Baleares incluye la comunidad en el CreditWatch de Standard & Poor's (vigilancia de crédito), lo que tiene implicaciones negativas y refleja la perspectiva limitada de la agencia sobre la probable evolución de los ratios de liquidez de Baleares.

Baleares ha sido incluida en CreditWatch por la posibilidad de que las Islas puedan tener más difícil de lo esperado en obtener financiación externa.

La agencia subraya que el elevado déficit en 2010 y los dos primeros trimestres de 2011, y una fuerte reducción del crédito disponible en marzo de 2011 (150 millones de euros, el 45 % de la deuda estimada para 2011), han debilitado la posición de liquidez de las islas.

La agencia asume que la región va a aliviar sus dificultades de liquidez gracias a un importante acceso a financiación exterior, mediante la emisión de bonos al por menor y la firma de nuevos préstamos bancarios.

Sin embargo, la inclusión de Baleares en el CreditWatch refleja la posibilidad de que el acceso al crédito pudiera debilitarse.

Noticias relacionadas

El informe de la calificadora señala que el nuevo Govern balear está «haciendo fuertes ajustes de gasto, pero no ha dado suficientes pasos para mejorar la posición de liquidez de la comunidad, por ejemplo restaurando su nivel anterior de líneas de crédito»

Como resultado, Standard & Poor también ha rebajado su valoración de la gestión financiera de las islas.

El rating también tiene en cuenta que la comunidad recibiría apoyo extraordinario por parte del Gobierno central, en caso de que fuera necesario, si la región tuviera dificultades para lograr financiación externa.

La agencia también ha tenido en cuenta la «fortaleza» de la economía de las Islas, con un PIB per cápita situado en el 107 % de la media española.

Standard & Poor's no considera un «factor de riesgo» la alta concentración de la actividad económica de las islas, donde el sector turístico representa el 43,2 % del PIB, dado que el turismo abre la economía regional a los mercados exteriores, que tienen mejores perspectivas económicas que España.

La agencia espera contar con más información sobre la estrategia de financiación de la región para 2012 en el plazo de tres meses y poder mejorar su perspectiva sobre la evolución de los ratios de liquidez.

También espera recibir información adicional en relación con las características y estructura de la nueva emisión de bonos minoristas.

«Podríamos rebajar el rating si estimamos que los planes de gestión de tesorería de las Islas Baleares no pudieran dar lugar a una mejora suficiente de los ratios de liquidez de las islas. También podríamos bajar el rating si estimamos que la demanda para la nueva emisión de bonos pudiera estar por debajo de los objetivos, llevándonos a revaluar nuestra opinión sobre el 'fuerte' acceso a mercados de la comunidad», advierte la nota.

Por el contrario, si los planes de gestión de tesorería de las Islas y la estrategia de financiación para 2012 reducen la presión sobre su liquidez, la agencia daría mejor calificación a Baleares y la comunidad saldría de CreditWatch.