11

El Govern balear ha distribuido 7.700 tarjetas sanitarias de 210 euros cada una para que las personas que perciben las pensiones más bajas o tienen un alto grado de discapacidad puedan adquirir productos de primera necesidad.

En un comunicado, la Dirección General de Familia, Bienestar Social y Atención a Personas en Situación Especial informa de que esta tarjeta básica es una ayuda de 210 euros anuales que se otorga a las personas de más de 65 años que cobran las pensiones más bajas, así como a las que sufran un grado de discapacidad igual o superior al 65 %, siempre que tengan ingresos inferiores a 4.740 euros.

La tarjeta se puede utilizar en hipermercados y cadenas de supermercados, ultramarinos, economatos laborales y tiendas de alimentación en general, así como en farmacias, comercios de confección y textil y zapaterías.

Los beneficiarios de la tarjeta básica dispondrán hasta el 31 de mayo del año 2012 para hacerla efectiva y adquirir los productos que necesiten.

El Govern detalla que ha hecho «un importante esfuerzo» para que los beneficiarios de esta ayuda, correspondiente al año 2011, pudieran disponer de ella esta Navidad.