Calvo e Isern hablan antes la presencia de sus respectivos responsables d'Hisenda, Alcover y Martínez. | Joan Torres

27

El equipo de gobierno de Mateo Isern ha encontrado numerosas facturas sin presupuestar, y sin ingresos para poder pagarlas, de la pasada legislatura, la mayoría anteriores al año 2010. Aunque no quiso dar una cifra concreta, «porque cada día siguen apareciendo facturas nuevas», el teniente de alcalde d'Hisenda y portavoz municipal, Julio Martínez, adelantó que Cort tiene que hacer frente al pago de varios millones de euros. Además, dijo que muchas de las facturas son de publicidad y propaganda municipal.

Martínez manifestó que el Ajuntament de Palma necesitará dos años para poder equilibrar las cuentas municipales, ya que se trata de cantidades a las que el Consistorio no puede hacer frente de inmediato.

Las reacciones por parte del grupo municipal socialista no se hicieron esperar y enviaron una nota de prensa manifestando su «preocupación por la falta de seriedad del equipo de gobierno en materia económica» y lamentando «la manipulación de datos».

Críticas del PSOE

El regidor socialista Andreu Alcover cuestionó la acción del equipo de gobierno de Isern y le reprochó que aprobase la liquidación del año 2010 «tal y como la dejó» el Ejecutivo de Aina Calvo «sin hacer ninguna mención a las facturas pendientes». Además, acusó de mala gestión al actual gobierno municipal por no incluir estas factura en las deudas que se han pagado con los 17 millones de euros solicitados al Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El actual responsable de la regiduría d'Economia respondió que tuvieron que aprobar la liquidación de 2010 del equipo de Calvo porque ya la habían enviado al Ministerio de Economía. Además, acusó a los socialistas de «irresponsabilidad por negar la situación económica de Cort hasta después de las elecciones» del pasado 22 de mayo.

En lo que se refiere a los presupuestos de 2012, el objetivo de Martínez es convocar un pleno extraordinario en diciembre para aprobarlos. Como ya se ha informados, la única área que tiene garantizada la misma partida de 2011 (30 millones de euros) es la regiduría de Benestar Social; el resto sufrirán recortes.