Francisco de Borja Rupérez, en una imagen anterior a su nombramiento en IB3. | Redacción Local

9

El gerente y director financiero de IB3, Francisco de Borja Rupérez, no acudió ayer a una reunión con representantes de las productoras audiovisuales a los que el ente adeuda unos 28 millones de euros (la cita fue desconvocada por teléfono) y destapó la existencia de un gran malestar en el ente por su gestión. Incluso se dio por hecha su destitución, o su cese a petición propia, hasta que el conseller de Presidència, que ejerce parte de las funciones de la dirección general, lo negó a este periódico por boca de un portavoz autorizado.

«Ni ha dimitido ni se le ha destituido, eso es lo que me ha comunicado el conseller», informó su jefe de comunicación a este diario que sí tenía constancia de que se iba a celebrar una reunión. Jacobo Palazón, subdirector del entre, estaba ayer fuera de Mallorca.

¿Quién le propuso?

Rupérez fue nombrado hace unas semanas director financiero del ente. En principio, su cargo fue incluido en el 'concurso' que se convocó para ocupar diversas plazas. Ésta, la dirección de televisión y la dirección de la radio, fueron excluidas y Palazón firmó directamente los nombramientos.

Noticias relacionadas

Las productoras cuestionaron desde el principio este nombramiento. Una de las asociaciones del sector, Aproba, envió una carta a Palazón informándole de que el director financiero había falseado su currículo y de que estaba vinculado a empresas publicitarias, como informó Ultima Hora el pasado domingo.

Rupérez, consultado por este periódico tras la publicación de esa información, declinó cualquier comentario y se limitó a comentar que tenía prevista una reunión con las productoras.

Rupérez tenía previsto reunirse el martes con el vicepresidente económico o con alguien de su departamento pero no lo logró.

El nombramiento de Rupérez para el cargo no disgustó sólo a Aproba. También fue criticado en el propio ente, que se veía como una imposición desde el Govern. El conseller Gómez, siempre que le preguntan por IB3 responde igual: que las decisiones las toma Jacobo Palazón.

Desde Aproba se dio ayer por hecha la dimisión o destitución del director financiero. Francisco Berga, presidente de Aproba, consideró que la marcha de Borja Rupérez, ayudará a desbloquear la situación con el ente por el elevado nivel de deuda,

«Esto es insostenible, no podemos seguir así, no pedimos cobrar todo de golpe, pero sí un calendario de pagos y alguna explicación», dijo ayer Berga que recordó que hace unos días ya habían advertido que «esto es la muerte del sector, si no se arregla». El sector audiovisual está ahora a la espera de otra nueva cita con la dirección del ente.

Los planes del Govern

El portavoz del Ejecutivo, rafael Bosch, informó el pasado viernes que el Govern consideraba la posibilidad de transformar IB3 en un consorcio mixto con participación sel sector público y de la iniciativa privada. Para eso, es preciso la reforma de algunas leyes pero, al parecer, la llegada del PP al Gobierno central permitiría una profunda reforma del marco por el que se rigen las televisiones autonómicas, que arrastran un considerable déficit. IB3 adeuda más de 70 millones a sus proveedores, de los que unos 28 corresponden a las productoras, según expuso el conseller Antoni Gómez en su comparecencia de presupuestos.

IB3 nació en época de Jaume Matas con un presupuesto que superaba los 155 millones. Con el anterior Govern, se redujo a la mitad y ahora se va a quedar con 30, lo que a juicio de las productoras Aproba y Apaib dificilmente garantiza su supervivencia.

El cese de Francisco de Borja Rupérez podría estar pendiente, según algunas fuentes, del regreso de Palazón. Otras fuentes, sin embargo, consideran que, a la larga, sería el subdirector quien podría salir 'tocado' del conflicto en la televisión pública.