El diputado autonómico Antoni Diéguez, en el pleno del Parlament. | J. TORRES

74

El grupo parlamentario popular ha presentado una queja ante la Mesa de la cámara autonómica por el «comportamiento antirreglamentario» del diputado socialista Antonio Diéguez en su manera de dirigirse a los consellers Josep Ignasi Aguiló y Carlos Delgado en los dos últimos plenos.

En un comunicado difundido hoy, el grupo popular denuncia que Diéguez se dirigió a ambos con «total falta de cortesía y respeto», en un comportamiento «insólito e inapropiado» de un diputado socialista que a su juicio se caracteriza «por faltar el respeto y humillar a los miembros del Govern».

En el plenario de ayer, el diputado socialista criticó que Aguiló, vicepresidente económico, acusara al anterior Govern de «irse de juerga», y le recordó que en la legislatura 2003-2007 fueron políticos del PP quienes «cogieron dinero de la caja de todos para irse a un local de prostitución de Moscú» en el llamado caso Rasputín.

Acto seguido, Diéguez invitó a Aguiló a preguntarle sobre el tema al conseller de Turismo, Carlos Delgado, sentado a su lado, ya que afirmó que él estuvo allí e «hizo de guía».

Ante estas manifestaciones, el PP ha solicitado al presidente del Parlament que «lleve a cabo las acciones necesarias para evitar que actitudes irresponsables como las acontecidas no vuelvan a repetirse».

A juicio de la portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, estas afirmaciones carecen del «decoro y respeto» que se exige por parte del Reglamento de la cámara balear.

Cabrer ha recordado en el escrito que el artículo 19 del reglamento afirma que los diputados están obligados a adecuar su conducta y a respetar «el orden, la cortesía y la disciplina parlamentaria».

Este mandato, añade, cobra mayor transcendencia cuando se refiere a los miembros de la Mesa del Parlament, que es el órgano de gobierno y gestión de la cámara.

En el escrito de queja, el PP exige que el señor Diéguez vele, como miembro de la Mesa, por el cumplimiento del reglamento y las buenas relaciones con los grupos políticos y el Govern, y mantenga «el decoro y la cortesía» durante sus intervenciones parlamentarias.

De cara al futuro, el grupo popular asegura «no tolerar más aquellas preguntas que no dirija con cortesía y decoro».