El Parlament aprueba un endeudamiento de 209 millones del presupuesto prorrogado de 2011

| Palma |

Valorar:

El pleno del Parlament ha aprobado un endeudamiento a largo plazo de 209 millones de euros del presupuesto prorrogado de 2011, gracias a la autorización de la Cámara y del Gobierno central que dio el visto bueno a que el Ejecutivo se endeudara después de aprobar el Plan de reequilibro presupuestario que se presentó el pasado verano.

La nueva posibilidad de endeudamiento ha sido aprobada mediante una propuesta de ley que ha sido respaldada por los diputados del PP y del PSIB, mientras que los parlamentarios del PSM-IV-ExM se han abstenido al considerar que el Ejecutivo debería solicitar crédito por valor de 354 millones -el máximo permitido por la legislación, que se corresponde con el 1,3 por ciento del PIB balear- y no solicitar tan sólo 209 millones.

La diputada del PSM-IV-ExM Joana Lluïsa Mascaró ha considerado que el Govern debería endeudarse hasta el máximo permitido con el objetivo de obtener liquidez para pagar a los proveedores y entidades que están pendientes de cobrar. Por ello, ha afirmado que si se niega a endeudarse más es porque el PP sitúa sus «intereses electorales» por delante de sus «compromisos» con los ciudadanos.

El vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha precisado que la necesidad de aprobar este endeudamiento mediante una ley se debe a que el anterior Govern prorrogó los Presupuestos autonómicos. El responsable de la economía de las islas ha criticado el importante déficit que arrastra Baleares, agravado después de que la comunidad haya recurrido a «todo tipo de endeudamiento» durante años. «Hemos gastado mucho más de lo que ingresábamos y por la diferencia nos hemos endeudado, autoengañándonos y creyendo que tal vez el momento de devolver los préstamos no llegaría», ha lamentado.

Asimismo, ha señalado que, a medida que el crédito de las entidades financieras de la comunidad «fue mermando», «se trasladó la carga de conceder el crédito a los proveedores de la comunidad alargando hasta la extenuación los periodos de pago». Así, ha reconocido que hoy en día los proveedores cubren con sus créditos «una buena parte del déficit acumulado».

Por su parte, el diputado del Grupo Socialista Joan Boned ha acusado al equipo de gobierno de «incumplir sus compromisos adquiridos» al no estar pagando a sus proveedores con la agilidad que prometió, así como por no haber aprobado una ley de presupuestos para 2011. El socialista ha achacado estos incumplimientos o a la «incapacidad manifiesta» del Govern o al «interés político» del PP de mantener un clima de «alarmismo» hasta después de las elecciones generales.

Cabe señalar que, debido a la situación de prórroga presupuestaria, la Ley de Finanzas autonómica obliga a que, en caso de que la comunidad tenga necesidad de endeudarse a largo plazo, sea precisa una autorización del Parlament mediante la aprobación de una ley, tal y como se ha llevado a cabo en esta sesión plenaria.

De esta manera, la ley aprobada permite al Govern concertar operaciones de tesorería a corto plazo y endeudamiento a largo plazo en los términos que marca la legislación mientras se mantenga la prórroga presupuestaria iniciada el pasado 1 de enero de 2011.

Así, el Govern podrá pedir operaciones de tesorería en el corto plazo, siempre que no se sobrepase el 30 por ciento de los créditos totales para gastos correspondientes a los estados iniciales de gastos de la Administración previstos en los Presupuestos de 2011. Asimismo, la Agencia Tributaria de Baleares podrá concertar operaciones financieras para adelantar a las entidades locales los ingresos que les correspondan de la recaudación tributaria, del mismo modo que también podrá concertar operaciones de tesorería el IB-Salut.

En el largo plazo, el Govern podrá emitir deuda pública o concertar operaciones de créditos para ser reembolsados en un plazo superior al año, hasta un máximo de 354 millones de euros.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.