0

El grupo BMN, formado por Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedés y Sa Nostra, anuncia que ha conseguido colocar más de un 20% de su capital entre inversores institucionales y profesionales, tras haber completado con éxito la colocación de 250 millones de euros de obligaciones convertibles necesariamente en acciones. La previsión del grupo es salir a Bolsa en el plazo de tres años.

De este modo, BMN cumple con los requisitos de recapitalización establecidos por el Banco de España y la entidad elevada su capital principal por encima del 9,2%. Desde Sa Nostra valoraban ayer de forma muy positiva todo este proceso, «porque nos da tranquilidad para colocar el capital», indicaron fuentes de la entidad.


Trabajo cumplido

La emisión de obligaciones convertibles en acciones, que tendrán un precio cerrado de 2,89 euros por acción, «ha tenido un gran eco entre nuestros clientes cualificados e inversores privados, ya que la ha habido una gran receptividad para invertir. También hay que contabilizar el interés mostrado por inversores de banca privada de las Islas».

Las mismas fuentes de Sa Nostra afirmaron que «hemos apreciado un gran apoyo a la entidad y a BMN en este proceso de recapitalización por parte de inversores de las Islas procedentes del sector hotelero, industrial, servicios y sociedades patrimoniales y de ‘family office', al haber apostado de forma decidida por este proyecto. La conclusión general es que el FROB no nos visitará a nosotros, principalmente porque tenemos ofertas de mayoristas de fondos de inversión. Estamos en una buena posición y somos la séptima entidad (BMN) con mayor volumen de activos, lo cual es una garantía».

La comisión ejecutiva de BMN ha acordado la emisión de 1.667 obligaciones, ampliables en 334 más, de 150.000 euros de valor nominal cada una, subordinadas y necesariamente convertibles en acciones por un importe total de 250 millones de euros, ampliables en hasta 50,1 millones más.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BMN recuerda que ha dado entrada al capital privado en más del 20% de su accionariado, por lo que no tendrá que elevar su nivel de capital principal del 8,8% al 10%.

Las obligaciones, dirigidas exclusivamente a inversores institucionales, devengarán un tipo de interés del 8% nominal anual sobre el importe cada 10 de junio y de diciembre de cada año durante la vida de la emisión, cuya fecha de vencimiento es del 10 de diciembre de 2014.

BMN solicitará la admisión a cotización de las obligaciones en el mercado Euro MTF de la Bolsa de Luxemburgo.