La EMT ha anunciado recortes en sus líneas y frecuencias, así como un aumento de los precios. | Jaume Morey

33

Cort subirá las tarifas de la EMT un 23% de media, lo que supone un mínimo de diez céntimos y un máximo de 50 en el billete de autobús. Se prevé que las nuevas medidas entren en vigor el 1 de enero de 2012, tras ser aprobadas por la EMT y por el pleno. En concreto, el billete ordinario pasará de costar 1,25 euros a 1,50 euros; los residentes pasarán de pagar 0,65 euros por viaje a 0,80 (ver gráfico). Los universitarios tendrán que abonar 14 céntimos más por trayecto, al igual que los escolares. Las familias numerosas también verán incrementado el coste del billete en 10 céntimos.
Otra de las novedades más significativas es que desaparece la gratuidad hasta los 16 años y se mantiene únicamente de 0 a 5 años. Entre 5 y 16 años pasará a pagar 30 céntimos por trayecto; otra de las posibilidades es comprar el abono mensual ilimitado de menores por 7 euros.
Por otra parte, la EMT reestructurará siete líneas, que supondrán la reducción de seis autobuses y cuatro líneas. En concreto, la línea 2 (circunvalación centro histórico) duplicará el intervalo de frecuencia de tarde los días laborales, pasando de 15 a 30 minutos. La línea 11 (Sindicat-Son Castelló) y la línea 13 (Son Llompart-S'Indioteria) se fusionan y variará el recorrido en el Polígono de Son Castelló; ampliará en 5 minutos las frecuencias y 10 los domingos y festivos. La línea 12 (Son Sardina-Polígon de Llevant) y la 27 (Sa Garriga) se fusionan; el recorrido alternativo permite mejorar las frecuencias ya que la de la línea 27 pasa de 60 minutos a 20. En la línea 21 se reduce un conductor en horario nocturno en temporada baja. La línea 23 (Palma-Arenal-Cala Blava) tendrá en invierno un bus menos y la frecuencia aumenta 5 minutos. Línea 30 (Can Pastilla-Eusebio Estada) aumenta la frecuencia en 5 minutos los días laborales en horario de mañana y tarde y se reduce en 9 los sábados y festivos. La línea 34 suprime el trayecto entre Son Roca-Son Espases; el tramo Son Espases-Es Rafal aumenta la frecuencia en 3 minutos.
Estos medidas supondrán un ahorro anual de 1 millón de euros.
El regidor de Mobilitat, Gabriel Vallejo, justificó estas medidas por «responsabilidad» y culpó al gobierno de Aina Calvo de la mala situación económica de la EMT y le reprochó que no hubiese realizado recortes. Así, destacó que un informe realizado en 2008, y por el que Cort pagó 5.000 euros ya instaba a subir las tarifas. Vallejó recriminó que a sus predecesores que hiciesen lo contrario y ampliasen la flota un 35,42% y la plantilla un 38,72%. Aunque la EMT ha ganado 3 millones de pasajeros, desde 2009 ha perdido 3,5 millones de usuarios que pagan el billete del bus y ha crecido un 600% los que van gratis (6,5 millones más). Esta situación ha motivado que la deuda de la EMT ascienda a 30 millones de euros y el déficit a 9 millones.