Francina Armengol y Antoni Diéguez, durante la rueda de prensa. | Joan Torres

49

La portavoz del grupo parlamentario socialista, Francina Armengol, ha acusado hoy al Govern de haber aprobado un proyecto de ley para que la comunidad pueda endeudarse en 2011 «desde la clandestinidad» y sin informar del mismo.

Armengol ha explicado en una rueda de prensa que el grupo socialista ha descubierto «con sorpresa» y cuando ha sido incluido en el registro de entrada del Parlament para su tramitación, este proyecto de ley aprobado por el Consell de Govern extraordinario del pasado 29 de agosto.

La portavoz socialista ha dicho que el proyecto legislativo «se ha aprobado desde la clandestinidad» e incumpliendo la obligación de informar de los acuerdos del Consell de Govern, algo que, en su opinión «dice muy poco de la transparencia que se exige para hacer política».

Según Armengol, el proyecto se ha presentado «un poco a escondidas» para «tapar» que supone «el primer gran incumplimiento» de las promesas electorales del actual presidente, José Ramón Bauzá, al ser la constatación de que el Govern no va a aprobar unos presupuestos para 2011.

Recortes

Armengol ha acusado al Govern de evitar hacer unos presupuestos porque tendría que «poner negro sobre blanco» las partidas en las que va ha hacer recortes. «Supondría retratar las políticas de recortes públicos que denunciamos que están haciendo y que incrementarán a partir del 20 de noviembre», ha acusado.

La portavoz del grupo mayoritario de la oposición ha explicado que el proyecto de ley deriva de que el Govern ha aprobado un plan de saneamiento con el Gobierno central «a cambio de renunciar a la demanda del adelanto de los 240 millones de euros del fondo de competitividad y 75 millones de inversiones ferroviarias», correspondientes a la anualidad de 2011 del convenio de tren.

Noticias relacionadas

«Significa que en el presupuesto prorrogado vigente, hay que decir dónde recorta esos 240 millones y esos 75 millones y sabríamos si piensan quitar médicos, profesores o algún programa de asuntos sociales», ha asegurado.

El proyecto de ley implica la autorización del Parlament al Govern de acometer operaciones financieras en 2011 de endeudamiento a corto y largo plazo. No fija cuantía, pero indica que será la que permita cumplir las limitaciones de endeudamiento autorizadas por el Gobierno central para que el déficit no supere el 1,3 % del PIB de Baleares. El ejecutivo fijó esa deuda en 175 millones de euros.

Según la portavoz socialista, aunque la ley no marca la cantidad «el vicepresidente económico (Pep Ignasi Aguiló) debería definir qué deuda pretender emitir ahora» e informar también de «para qué se piensan endeudar y a qué van a destinar el endeudamiento».

Armengol ha acusado al Govern de «actuar desde la prepotencia», con «ineptitud, falta de rigor, de compromiso y de experiencia». «Es un Govern que no consigue crédito y que tampoco tiene crédito social», ha acusado la portavoz socialista, que le ha reclamado a Bauzá que cree espacios de debate, diálogo y acuerdo con las demás fuerzas políticas «porque la situación económica y de los ciudadanos es grave como para trabajar todos juntos».

Por su parte, el diputado Antoni Diéguez, ha acusado al Govern de haber cometido errores en sus 100 primeros días de gestión y ha dicho que el más grave ha sido «lanzar mensajes catastrofistas sobre la situación de la comunidad autónoma».

Diéguez ha advertido de que los mensajes negativos pueden derivar en que las agencias bajen la calificación de la economía de Baleares que en la actualidad es A+. «Muy probablemente perdamos ese positivo porque las agencias hacen mucho caso a las declaraciones en prensa de los líderes políticos», ha asegurado.

Según el diputado, si se rebaja la calificación «el crédito de esta economía será más caro para todos». Diéguez ha asegurado que hay sectores económicos que ya le han pedido en privado al Govern «que pare de lanzar mensajes catastrofistas y se lo van a acabar diciendo en público».