El puerto de Cala Rajada, perteneciente a la red de puertos de titularidad autonómica, ha mantenido durante todo el mes de agosto, el de mayor demanda, horarios de suministro de combustible para pescadores en vez de ofrecer el servicio desde las 08.00 a las 20.00 horas, como en otros puertos de Mallorca para el turismo náutico. | Aina Ginard

2

Empresas de chárter náutico y usuarios de los puertos deportivos, puertos y marinas se han quejado durante todo el mes de agosto de la calidad del gasóleo que se ha suministrado en las Islas, así como de los horarios de las gasolineras en algunos puertos, que cierran desde las 13.00 del sábado hasta las 09.00 horas del lunes. «Son horarios de pescador, que no tienen en cuenta para nada la actividad náutica de recreo en el mes punta de verano», apunta la presidenta de la Asociación de Chárter Náutico de Balears, englobada en la patronal APEAM, Cristina Sastre.

En la instantánea se aprecia el horario de suministro de combustible en el puerto de Cala Rajada, que es propiedad de Ports Illes Balears, de una red total de 41 puertos autonómicos. Este horario difiere mucho del que impera en la mayoría de puertos, sean o no de titularidad autonómica o estatal, ya que lo normal es que en agosto, «el horario sea de 08.00 a 20.00 horas, con el fin de poder satisfacer la demanda de la navegación de recreo», puntualiza el presidente de la Asociación de Clubes Náuticos de Balears, Miquel Sunyer.

Averías y concesionarios

Desde Ports de Balears y Ports Illes Balears coinciden en señalar en que cada puerto deportivo, sea en concesión o gestión directa, tiene autonomía para llegar a acuerdos con los suministradores de gasóleo (Cepsa, Campsa o Repsol), así como para fijar los horarios de suministro de combustible, pero entienden que en agosto hay que actuar de acuerdo con el incremento de la demanda.

«Más que un negocio es un servicio que hay que tener», puntualiza Sunyer.

Cristina Sastre, en cuanto a la calidad del combustible, afirma que «este verano se han incrementado de forma considerable las averías en motores de todo tipo de barcos de recreo, lo cual no es normal. Esto, como es lógico, ha generado mala imagen y tiene que ser corregido».