3

La Conselleria d'Agricultura, Medi Ambient i Territori ha logrado mantener la subvención para la compra de alfalfa, pese a las dificultades económicas y la falta de liquidez. Así se lo anunció ayer el conseller Biel Company al presidente de Frisona, Miquel Vanrell; al presidente de Libal, Xisco Manresa; y al alcalde de Campos, Sebastià Sagreras. De este modo, los payeses podrán comprar la tonelada de alfalfa a 116 euros en lugar de a 280 euros, gracias a la subvención del Govern. Al igual que el año pasado, cada ganadero de Balears tendrá derecho a adquirir 4,5 kilos de alfalfa por vaca.

Subvenciones

Company ha estado toda la semana buscando fórmulas que le permitiesen subvencionar la alfalfa a los payeses, ya que le habían trasmitido que la grave crisis por la que atraviesan desde hace años les imposibilitaba adquirir la alfalfa a precios de mercado. Como se recordará, los ganaderos habían amenazado con protestas y movilizaciones, tales como traer las vacas a Palma.

El presidente de Frisona destacó la importancia que tiene para el sector el mantenimiento de estas ayudas. «Supone un respiro y es una esperanza», espetó. Además, agradeció «la apuesta del Govern por este sector y, especialmente del conseller d'Agricultura, porque sino hubiese sido imposible comprar alfalfa». En este sentido, recordó que numerosas vaquerías han tenido que cerrar en los últimos años. Así, argumentó que al coste añadido que supone la insularidad hay que añadir «la falta de apoyo social», ya que sólo el 12% de los lácteos que se consumen en la Isla están elaborados con leche mallorquina. «Si no sacamos adelante esto entre todos, los días están contados para las vaquerías de las Islas», espetó Manresa, al tiempo que pidió a la sociedad que consuma productos mallorquines.

En términos similares se manifestó el alcalde de Campos, que se mostró muy agradecido con la gestión de Company.