A final de mes el president Bauzá tendrá sobre la mesa el plan de ajuste de las empresas públicas del Govern. | ultimahora.es

8

Los recortes financieros llegarán a todas las empresas públicas. Este es el principio con el que trabajan los equipos de la Vicepresidència Econòmica, cuyo titular es Josep Ignaci Aguiló, y la Oficina de Control Presupuestario, al frente de la cual se encuentra Joaquín García. Aunque el documento todavía no está ultimado, las cifras que se barajan suponen que de los alrededor de 550 millones de euros anuales que aporta el Govern a sus empresas públicas se retire un 25 por ciento para el próximo ejercicio de 2012.

En consecuencia, serán unos 125 millones de euros los que el Govern se quiere ahorrar en los presupuestos de 2012, objetivo para el que se está redactando una documentación exhaustiva sobre las competencias de cada organismo.

Caos contable

Una de las dificultades a las que ha tenido que hacer frente el grupo de técnicos es, precisamente, el caos contable en el que se encuentran muchas de las empresas y organismos públicos que están siendo analizados.

La falta de homogeneización en las cuentas está dificultando el análisis financiero de estas empresas, las cuales también están siendo auditadas en profundidad para conocer toda su realidad, ya que, según los primeros datos, además de todo el tema económico se han detectado numerosas contrataciones 'de último momento'.

Durante el último año de la pasada legislatura, el Pacte promovió numerosas contrataciones de personal cuya funcionalidad y competencias también están siendo cuestionadas por los expertos del Govern.

Los recortes

Aunque no se quiere dejar trascender ningún detalle, el importantísimo recorte en los presupuestos de las empresas públicas llevará aparejado el redimensionamiento de todas las plantillas laborales que soportan en la actualidad, algunas de las cuales se hincharon de manera injustificada, a tenor de las primeras consultas realizadas, durante la pasada legislatura.

El informe en el que se está trabajando forma parte del plan de viabilidad financiera aprobado por el Gobierno central, el cual reconocía una deuda con los proveedores del Govern de 1.104 millones de euros.

El responsable de la Vicepresidència Econòmica, Josep Ignaci Aguiló, ha anunciado que espera que a finales de mes podrán cerrarse las primeras operaciones de crédito con los bancos y cajas que permitan obtener liquidez a las cuentas autonómicas para empezar a saldas las deudas más urgentes.