3

La portavoz adjunta del PSOE en materia turística, Miriam Muñoz, espera que el nuevo conseller de Turismo, Carlos Delgado, tenga éxito en las políticas dirigidas al sector y culmine proyectos «esenciales» para las islas como es la reforma de la Playa de Palma y la construcción del Palacio de Congresos.

La diputada socialista por Baleares también ha comentado la necesidad de alcanzar consensos con el sector privado y la Administración central, para lo cual tendrá la «mano tendida» por parte de su partido y de los representantes de la comunidad en las Cortes Generales.

No obstante, Miriam Muñoz también ha expresado la «preocupación» del PSOE por las informaciones que apuntaban a «reticencias» de cierta parte del empresariado turístico ante en nombramiento del Delgado y sobre sus características para dirigir el «motor de la economía» balear.

En este sentido, la diputada balear ha comentado que el PSOE estará «ojo avizor» ante su gestión y espera que las políticas que despliegue el nuevo Ejecutivo autonómico sean distintas a las desplegadas en Calvià, dado que en su opinión las iniciativas turísticas en este municipio «han sido inexistentes».

No obstante y pese a estas valoraciones, Muñoz ha felcitiado a Delgado por su nombramiento y desea que «haga un buen trabajo» en un sector que mueve cerca del 80% del PIB regional y que, en esa línea podrá, colaborar con los socialistas y el Gobierno central porque «todas las partes quieren lo mejor para las islas».

Sobre la colaboración con el Gobierno central, Muñoz ha dicho que el nuevo conseller puede confiar en que tendrá el respaldo del Ejecutivo central porque el secretario general de Turismo, Joan Mesquida, «conoce perfectamente» la «realidad y necesidades» de Baleares.

Por su parte, el presidente de Esquerra Republicana de Baleares, Joan Lladó, ha calificado de «nefasto» que Carlos Delgado sea el nuevo conseller de Turismo y Deporte, porque este departamento autonómico «debe gestionar todo lo que afecta al principal sector económico» de las islas.

Según Lladó, «el Govern está capitaneado por los sectores más contrarios» a la identidad de Baleares, y ha señalado que en la Conselleria de Turismo ve un foco de conflicto por «el talante poco dialogante de Delgado y su nulo respeto hacia la identidad de esta tierra».

Lladó también ha recordado en un comunicado la experiencia de Delgado al frente del Ayuntamiento de Calvia y ha dicho que «si Carlos Delgado coloca tantos asesores en Turismo como lo ha hecho en Calvia -cuarenta- no servirá de nada la reducción de los 31 directores generales de Bauza».

Lladó ha cuestionado la reducción de la consellerias que ha realizado el nuevo Govern de José Ramón Bauzá y ha dicho que significa «recortar» la autonomía de las islas.

Lladó ha añadido que «fusionar consellerías que son totalmente competentes, justificado por la falta de recursos, quiere decir que Bauzá renuncia de facto a los 240 millones comprometidos del fondo de competitividad».

Lladó ha aseverado la estrategia de Bauzá será «recentralizar» y están convencidos de que el «nuevo delegado del Gobierno será el nuevo hombre fuerte del PP Balear».

En relación a los nombramientos, Lladó ha augurado el incumplimiento sistemático del Decreto 100, que prevé que «los cargos de la Administración de la CAIB se expresarán normalmente en catalán en los actos públicos celebrados en las islas, siempre que la intervención sea por caso del propio cargo».