En los mercados se distinguen con carteles los pepinos que son de Mallorca. | M. À. Cañellas

3

Nuevos análisis realizados en los pepinos procedentes de España a los que las autoridades alemanas han responsabilizado del brote mortal de 'escherichia coli' que ha dejado ya quince muertos en el país han demostrado que dos de ellos no portaban la cepa de la bacteria que ha provocado las muertes.

Así lo ha anunciado este martes la senadora responsable de asuntos sanitarios de Hamburgo, Cornelia Storck, la misma que la semana pasada atribuyó a una partida de pepinos españoles el origen del brote, al menos en esta ciudad-estado del norte de Alemania.

Según ha explicado, dos de las cuatro muestras tomadas de los pepinos españoles y que han sido analizadas por el Instituto para la Higiene y el Medioambiente del Ministerio de Sanidad germano han resultado no tener el tipo 0104 que ha sido aislado de las muestras tomadas a los pacientes a los que se ha diagnosticado 'E.coli'.

«Esperábamos descubrir la fuente de los graves casos de síndrome hemolítico-urémico (SHU) en estos resultados iniciales, pero desgraciadamente no ha sido así», ha reconocido Storck en declaraciones a la prensa.

Así las cosas, la senadora ha subrayado «independientemente de los resultados de las otras dos muestras, fue lo correcto el publicar nuestros hallazgos, ya que los contaminantes (encontrados) pueden desencadenar 'E.coli'».

Según Storck, no sería «responsable el no revelar sospechas razonables ante tal número de enfermos» dado que «la protección de la vida humana debe ser más importante que los intereses económicos».

Caída de las ventas

El brote infeccioso detectado en Alemania, y del que las autoridades alemanas culparon inicialmente a una partida de pepinos españoles, ha provocado que las ventas caigan un 40% en Mallorca, según explicó el director general de Agroilla, Guillermo Adrover. Se trata de pepinos de la Isla y de otras comunidades autónomas. Agroilla, que comercializa a grandes superficies y distribuidores de hostelería, ha recibido numerosas llamadas de las empresas que comercializan principalmente con alemanes, ya que los turistas de Alemania son los más preocupados por este asunto.

Por el contrario, desde los mercados municipales de Palma señalaron que los clientes sí preguntan por la procedencia de los pepinos y se decantan por comprar los mallorquines. No obstante, puntualizaron que aún es pronto para saber la incidencia que la citada crisis pueda tener en el sector. En Mercapalma tampoco han notado un descenso de ventas. Mallorca no exporta pepinos al exterior, ya que su producción no es elevada, aunque en verano se autoabastece.

Exportaciones

El presidente de Asaja en Balears, Biel Company, manifestó su preocupación por las exportaciones de patatas. «Está afectando a todos los productos. Es una cuestión de productos españoles sí o no; se está viviendo como una batalla comercial», aseveró Company al cierre de esta edición. Además, hizo un llamamiento a la tranquilidad y destacó la seguridad de los productos hortofrutícolas de las Islas. «Se ha vuelto a crear una alarma social enorme», lamentó. En su opinión, sería conveniente que las administraciones informasen, especialmente a las cadenas alemanas, de las garantías de seguridad que ofrecen los productos de las Islas.

El secretario general de Unió de Pagesos, Biel Torrens, aseguró que el consumo de pepinos cultivados en Balears «está plenamente garantizado sanitariamente y no tiene nada que ver con el caso de contaminación producido en Alemania».

Primer caso

Una persona permanece ingresada grave en un hospital de San Sebastián tras presentar síntomas de infección de la bacteria E. coli, según ha informado la Cadena Ser.

Al parecer, el afectado estuvo en Alemania hace unos días, el país más perjudicado hasta el momento por la infección estomacal, con 329 casos y tres fallecidos.

También se han dado casos en países como Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos y Austria, aunque en su mayoría son pacientes que contrajeron la infección en Alemania. Además, fuentes comunitarias han confirmado los dos primeros casos fuera de la UE, en Estados Unidos, si bien se trata de dos personas procedentes de Alemania.