0

El Consejo General de Enfermería de España ha anunciado que recurrirá el «ilegal e inmoral» decreto por el que se regula la actuación del personal de enfermería en el ámbito de la prestación farmacéutica, aprobado por el Govern balear en funciones el pasado 20 de mayo.

El presidente del Consejo, Máximo González Jurado, ha anunciado que el organismo interpondrá un recurso contencioso-administrativo contra el decreto y solicitará su inmediata suspensión cautelar.

Ha añadido que el Consejo está estudiando acciones penales contra los responsables por un «presunto delito de prevaricación» porque el decreto es «incompatible» con la actual legislación.

Decreto «ilegal de principio a fin»

González ha dicho que el decreto es «ilegal de principio a fin», porque contraviene la conocida como 'ley del medicamento', y el Real Decreto sobre receta médica y órdenes de dispensación.

Ambas normativas establecen que el Estado es el único que tiene las competencias para regular la indicación, uso y autorización de dispensación de todos los medicamentos por parte de los enfermeros; y los criterios generales, requisitos específicos y procedimientos para la acreditación de dichos profesionales, ha añadido.

González Jurado tambié ha calificado el decreto de «inmoral» porque fue aprobado en el Consell de Govern balear a dos días de las elecciones del pasado 22 de mayo.

González se ha puesto en contacto con la actual responsable de políticas sociales y sanidad del PP, Ana Pastor, para plantear la ilegalidad de la norma y solicitar su retirada inmediata cuando el conseller electo de Salut tome posesión de su cargo.

Por último, González ha dicho que tiene constancia de que la Organización Médica Colegial también va a plantear su propio recurso contra el decreto.