1

UGT ha lamentado hoy que, a pesar de la caída del paro en abril, en Baleares se continúa destruyendo empleo y, en concreto, se han contabilizado 4.646 afiliados menos que en el mismo mes de 2010.

En un comunicado, este sindicato añade que tampoco se puede hacer olvidar el drama de las 43.694 personas que están sin ningún tipo de prestación o subsidio en las islas.

En la disminución del paro de abril, ha asegurado UGT, tiene mucho que ver la llegada de turistas en Semana Santa y la apertura de establecimientos.

El secretario de Acción Sindical y Ocupación, Manuel Pelarda, ha afirmado que el Govern erró en su previsión cuando afirmó que los datos del paro del mes de abril mostrarían una creación neta de empleo.

Pelarda ha declarado que el empresariado es «imprevisible» ya que no se está cumpliendo el principio de que una mayor actividad turística y económica repercute en la subida de la afiliación a la Seguridad Social: «los empresarios están manteniendo o reduciendo plantillas, por lo que los empleados están sometidos a mayores cargas de trabajo y la sociedad no se está beneficiando de la mejora de la actividad turística».

Por su parte, USO ha considerado que este «ligero alivio» de las cifras de abril «no debe servir para alentar falsas esperanzas» a los ciudadanos.

En realidad, añade el sindicato, Balears se aproxima a los 150.000 parados según los últimos datos de la EPA, y además hay 43.694 personas que no cobran ningún tipo de prestación.

Las 41.617 personas que sí lo cobran tienen que mantener a sus familias con 400 euros, por lo que la situación «roza el estado de emergencia» para cientos de familias que las administraciones central y autonómica están dejando de atender, indica USO en la nota de prensa.