0

La Agencia Tributaria devolverá este año 256 millones de euros a unos 351.000 contribuyentes de Balears en el marco de la campaña de la renta de 2010, lo que supondrá un descenso del 7,32 y del 1,36 por ciento en relación al ejercicio anterior, respectivamente, según informó ayer el delegado especial del Fisco en las Islas, Florentino Pellejero.

Las causas de esta disminución en el número de devoluciones y en su importe se debe a los cambios normativos aplicados por el Gobierno, según indicó Pellejero. Estas modificaciones corresponen al hecho que la deducción de 400 euros haya pasado a ser aplicable a contribuyentes con una base imponible inferior a 12.000 euros anuales, así como al incremento de tributación de las rentas de ahorro.

La campaña de liquidación del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se saldará con 469.000 declaraciones en Balears, un 0,53 por ciento más que en el ejercicio anterior.

De estas declaraciones, 107.500 tendrán resultado a ingresar, un 6,02 por ciento más que en 2010, por un importe total de 182 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,33 por ciento.

Pese a estas modificaciones en el número de declaraciones a ingresar y devolver, el saldo de la campaña seguirá siendo negativo en las Islas.