0

La Organización No Gubernamental (ONG) Gooding nace con la intención de dar respuesta a la creciente necesidad de ayuda entre los colectivos sociales más desfavorecidos y canalizar al mismo tiempo la demanda de voluntariado de la población joven. La organización afirma por tanto que la solidaridad y juventud son sus «puntos fuertes de actuación» y sus «objetivos prioritarios».

La junta directiva de Gooding, asociación que lleva legalmente dos meses constituida, organizará el próximo jueves 28 de abril un acto de presentación en sociedad en el patio central del Casal Solleric, en el que esperan concentrar a unas 300 personas.

Reparto de alimentos. Uno de los programas de esta nueva ONG es el reparto de alimentos entre ciudadanos 'sin techo' que viven en la ciudad de Palma, un colectivo que estiman en unos 200 individuos. Gooding propone a sus voluntarios que realicen esta actividad dos días por semana, preferiblemente los sábados y los domingos, por la noche.

Los voluntarios establecen previamente unas rutas por la ciudad y unos puntos de parada donde tienen ubicados a personas 'sin techo', caso de parques públicos o cajeros automáticos. Los participantes, que irán de tres en tres por razones de seguridad, llevarán a estas personas una ración de comida semanal altamente calórica o rica en hidratos de carbono (arroces, pastas o legumbres), una pieza de fruta y un refresco, zumo o batido.

Gooding también propone a sus voluntarios la posibilidad de que averiguen la situación particular de estas personas, con el objetivo de poder aconsejarles acerca de posibles soluciones o lugares en los que puedan obtener la ayuda que precisen.

Compañía a enfermos. Otra de las actuaciones propuesta por la ONG es acompañar a enfermos de larga duración. De esta forma, un día por semana, preferiblemente los viernes por la tarde, los voluntarios de Gooding acuden al Hospital Joan March para amenizar o entretener a los enfermos por espacio de dos horas.
La organziación recuerda que en este centro hospitalario están ingresados enfermos de larga estancia, no sólo terminales, que padecen todo tipo de cánceres, lesiones óseas como artritis, roturas de caderas, enfermedades como el alzheimer, respiratorias o de cualquier otro tipo.

Para llevar a cabo su labor, la dirección del centro facilita una lista de personas y habitaciones al voluntario, previa disposición del enfermo. Normalmente, la lista proporcionada contiene más de 30 nombres y el voluntario se sirve de ella para realizar sus vistas a lo largo de la tarde, según informa la asociación.

La ONG señala que los juegos de mesa, cartas o sólo mantener una conversación son las actividades «idóneas» en este tipo de voluntariados.

Becas a estudiantes. Otro de los ejes de actuación de esta nueva organización es fomentar la educación en países del tercer mundo. En este campo, y a través de uno de un miembro residente en Mozambique, Gooding pretende localizar y becar a una serie de alumnos interesados en realizar estudios universitarios, en función de sus posibilidades económicas.

La ONG indica que también podrán beneficiarse de estas ayudas los alumnos ya universitarios que tengan problemas para hacer frente al coste de sus matrículas.

Nuevos proyectos de voluntariado. La asociación informa que está trabajando en la planificación de nuevos voluntariados. Gooding señala que los trabajos más avanzados son un programa de compañía a niños en hospitales y orfanatos de Palma y la realización de un campo de trabajo en Mozambique.