El presidente del PP de Baleares y candidato a la presidencia del Govern balear, José Ramón Bauza, junto a (i-d) la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal; la presidente madrileña, Esperanza Aguirre; la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, y la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, antes de la conferencia que pronunció Bauza hoy en Madrid en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum. | Efe

24

El presidente del PP de Baleares y candidato a la presidencia del las Islas, José Ramón Bauzá se mostró ayer en Madrid favorable a la entrada de capital privado en la Administración pública y señaló que el catalán dejará de ser un requisito para convertirse en mérito. Así lo expuso en la conferencia que pronunció en el Forum Nueva Economía que tuvo lugar en el hotel Ritz. Asimismo señaló que sus compromisos prioritarios en las Islas se centrarán en la educación, la inseguridad jurídica, los servicios sociales y en un drástico recorte de gastos de la Administración.


Economía productiva


Bauzá apostó de forma decidida por un gran pacto educativo con el PSOE para que «la próxima legislatura se convierta en la de las autopistas de la educación». Así anunció que incrementará una hora lectiva diaria en Primaria para que los estudiantes salgan mejor formados. También abogó por unos servicios sociales «solventes, eficientes y de calidad» porque «la equidad no puede estar reñida con la eficiencia» y criticó al Govern porque «el tan defendido Estado de Bienestar se ha traducido en reducción de presupuesto en educación, sanidad y servicios sociales». Bauzá reivindicó una «nueva forma de hacer política que nos obliga a redefinir el sector publico en toda su dimensión» por lo que se decantó por la iniciativa privada como actor principal del cambio económico. «Soy un máximo defensor de la economía productiva y para eso, propondremos la colaboración de la iniciativa privada en la Administración pública. Todo ello acabará generando un valor añadido de empleo y riqueza en nuestro país y en nuestra región», dijo.


«Es necesario imponer criterios de eficiencia, eficacia, agilidad y transparencia en los recursos públicos», señaló Bauzá y apuntó que controlará los gastos de personal y que además, recortará consejerías, direcciones generales, altos cargos, asesores y coches oficiales. Asimismo se mostró dispuesto a negociar con el Estado la reducción de las tasas portuarias y aeroportuarias para reducir los costes derivados del hecho insular a fin de mejorar la competitividad balear.


Vuelos en turista


Cuestionado por la controversia sobre los vuelos de los eurodiputados, Bauzá reconoció que «siempre vuelo en turista» porque «debemos ser lo que somos, ciudadanos y no privilegiados». Sobre si se paga sus trajes, Bauzá respondió rotundo que «yo siempre me lo pago todo» y aseguró que si su compañero de partido Francisco Camps fuese balear, «yo no sería presidente del partido en las Islas». Respecto a la elaboración de las listas en Balears «no ha sido nada fácil» y apostilló que habrá «renovación» extensible a todas las islas porque «todas son importantes, ninguna es secundaria». Sí reconoció que ha prescindido de cualquier persona que estuviera relacionada con corrupción porque «era lo más necesario» y remarcó que si gana las elecciones no estará dos legislaturas.


La polémica sobre la frase referida a Camps, obligó a Bauzá a emitir un comunicado en el que quería dejar claro que sus manifestaciones hacían referencia a que «si Francisco Camps fuera balear, éste sería el líder de los populares en las Islas».