Foto de archivo del baluard del Príncep.

2

La junta de gobierno del Ajuntament de Palma adjudicó ayer las fases tercera y cuarta de las obras de es Baluard del Príncep, correspondientes a los lienzos de muralla que dan a la avenida de Gabriel Roca y la adecuación del «sobrebaluarte», por importe de 2,5 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses.


El conjunto de los grupos políticos de la municipalidad de Palma han venido considerando la obra como una pieza muy notable de la transformación urbanística de la ciudad al tratarse del nexo de unión entre el Parc de la Mar y el nuevo espacio verde de la fachada marítima, lo que contribuirá a la creación de un corredor verde con recorrido público de 125.000 metros cuadrados en la bahía palmesana.


Acceso y paseo


La obra adjudicada ayer consistirá en la rehabilitación de aproximadamente 2.000 metros lineales de la muralla que vuelca al Paseo Marítimo, y la adecuación de 5.300 metros cuadrados de la zona que queda por encima del contorno amurallado, cuestión esta última que permitirá a los viandantes tanto acceder como pasear por todos los niveles del Baluard.


Las actuaciones de urbanización de la zona incluyen la construcción de rampas y muros de contención, la construcción de escaleras y la instalación de mobiliario urbano.


Además, la rehabilitación de es baluard del Príncep incluye la restauración de los parapetos de las murallas en su cara interior (almenas y troneras), la eliminación de las instalaciones existentes que no están relacionadas con la obra tradicional y de la vegetación surgida de la falta de mantenimiento.