0

El Gob denuncia hoy en un comunicado que el acuerdo escenificado por PSOE y Bloc en el Consell de Mallorca para que la vía conectora sea una carretera y no una autovía no es más que un engaño a los ciudadanos porque no cambia en el proyecto. El grupo ecologista, que pide la paralización del proyecto, ha presentado hoy -último día de plazo- sus alegaciones a uno de los tramos más impactantes de la vía conectora que, advierte, «sigue su tramitación».

«Si verdaderamente están dispuestos, que detengan el proyecto y no continúen con su tramitación hasta tener un proyecto consensuado, sólido desde el punto de vista técnico de soluciones a la movilidad integral, presentado como proyecto único y con la correspondiente evaluación de impacto ambiental», exigen los ecologistas. El acuerdo de ayer en el Consell «no se materializa en nada concreto en absoluto», insiste el Gob, que remarca que no es más que un falso discurso de voluntad de acuerdos, consenso y de pequeñas rectificaciones que intentan «lavar la cara» al proyecto y tapar sus «múltiples deficiencias».

Una de estas deficiencias es, a juicio del Gob, la intersección de la nueva vía con la autopista de Inca y los nuevos accesos al centro comercial de Alcampo, actuación a la que ha presentado alegaciones ya que afecta a la finca de Son Macia y a varias zonas de cultivo y arbolado, con 1.051 árboles (almendros y algarrobos). Además, los ecologistas sostienen que dividir el proyecto en tramos y tramitarlo en siete fases es una irregularidad que vulnera la Ley de contratación pública, la normativa ambiental y el propio Plan Director Sectorial de Carreteras y genera una indefensión total por parte de los ciudadanos.


Esquerra Unida, aplaude el acuerdo

Esquerra Unida manifiesta en un comunicado su satisfacción por la «rectificación» del Consell de Mallorca y la aprobación del acuerdo alcanzado entre PSOE y Bloc para que la vía conectora sea una carretera convencional y no una autovía. EU recuerda que ellos fueron protagonistas de una enmienda por la que se instaba al Consell a minimizar el impacto ambiental y el consumo de territorio de la vía adaptándola al Plan Director Sectorial de Carreteras y que contase con todas las evaluaciones que la Comisión Balear de Medio Ambiente considere oportunas.

Este es en esencia el contenido del acuerdo que ayer se aprobó en el pleno del Consell de Mallorca, a partir de una propuesta de resolución del Bloc, trasaccionada por el PSOE y respaldada por el Grupo Mixto. Además, considera que esta rectificación se ha de tomar como ejemplo de la necesidad de incluir procesos participativos en la toma de decisiones de las administraciones, de forma que la ciudadanía no sea solo un agente pasivo.