Hoy han comenzado las obras de renovación del bloque XII, situado en la calle Felip II. | Joan Torres

17

La alcaldesa Aina Calvo y la regidora d'Habitatge, Magdalena Palou, dieron ayer el pistoletazo de salida a la reforma de las viviendas sociales de es Camp Redó, que comenzará el próximo mes de febrero con la remodelación del bloque XII ubicado en la calle Felipe II. En concreto, se renovará el bloque y se reestructurarán las viviendas, que pasarán de 24 a 19; se dotarán de todos los servicios, incluida la red de telecomunicación. Además, se mejorará la accesibilidad, con la instalación de un ascensor por escalera, la dotación de un espacio comunitario en el bloque y el ajardinamiento y mejora del espacio libre anexo.


El proyecto de renovación del bloque XII contará con 1.190.914 euros y el acondicionamiento de los espacios anexos con 36.876 euros; el plazo de ejecución es de 14 meses.


Catas


La gerente del Consorcio Riba, Dunia Vivas, explicó que se conservará la estructura del edificio, ya que se han realizado catas que han permitido comprobar el buen estado de conservación del edificio. La coordinadora general d'Habitatge, Joana Roca, añadió que la barriada presenta una morfología urbana singular que sigue los principios del movimiento de la arquitectura moderna de la primera mitad del siglo XX en Europa.


Con la actuación del bloque XII comienza el proceso de reforma y renovación integral de es Camp Redó, que tiene la finalidad de frenar la degradación de la zona y propiciar un barrio activo, se calcula que serán necesarios entre 10 y 12 años para completarlo. La previsión es que se puedan reformar dos bloques por año; hay un total de 26.


Vivas explicó que en es Camp Redó hay un total de 586 viviendas, pero aún no se saben cuántas se tirarán y cuántas se rehabilitarán, ya que previamente hay que hacer catas que determinen el estado de su estructura. El proyecto de reforma sí contempla el derribo de cinco bloques de viviendas para hacer equipamientos y dos para adecuar un área libre y aparcamientos subterráneos (ver gráfico).
Calvo y Palou destacaron la importancia del plan integral de es Camp Redó y recordaron que ha sido un proceso difícil y largo y que lo seguirá siendo hasta llegar al final