El Govern y entidades camerales buscan mejorar la gestión aeroportuaria.

3

Los gobiernos canario y balear están trabajando de forma conjunta para defender sus intereses aeroportuarios ante el anuncio del Ministerio de Fomento de privatizar el 49% de la red aeroportuaria de AENA. Ambos gobierns están en contacto directo para concretar una estrategia conjunta para exigir al Gobierno central un estatuto propio y singular para gestionar los aeropuertos de los archipiélagos.

«Los condicionantes prioritarios para justificar esta petición se fundamentan en la condición insular de Balears y Canarias, así como en el hecho de que ambos archipiélagos dependen del turismo, ya que es su principal motor económico. En el Consell de Govern de hoy se dará a conocer cómo se encuentra esta estrategia, que lo único que pretende es disponer de un modelo de gestión aeroportuario propio para las Islas», puntualiza el conseller de Mobilitat i Medi Ambient, Gabriel Vicens, tras ser puesto al corriente de la política aeroportuaria del Gobierno canario.

El Consell de Govern conocerá hoy el informe aeroportuario realizado sobre privatización y opciones de gestión aeroportuaria por boca del propio conseller Vicens.

El Govern, a raíz del anuncio del Gobierno central sobre el nuevo modelo de gestión aeroportuario, no apuesta por la privatización, «sino que buscamos una gestión centralizada e individualizada del sistema aeroportuario. Lo que interesa es hacer estrategias propias para cada aeropuerto. Es por ello, que defendemos la máxima presencia y participación pública en la gestión, pero con la creación de una sociedad filial de gestión en cada aeropuerto de las Islas de forma individualizada, la cual velará por los intereses propios y económicos para buscar la máxima eficiencia acorde con las necesidades de cada aeropuerto».

Uno de los aspectos en los que el Govern centrará su reivindicación en materia aeroportuaria es que en las sociedades filiales de gestión en cada aeropuerto, haya la representación de la Comunitat Autonoma, Consells insulars, ayuntamientos y las entidades camerales de cada isla. «Debe haber una mayoría cualificada en la toma de las decisiones más importantes, caso de los planes de inversión, política tarifaria y contratación de servicios. Pensamos que se puede conseguir un estatuto propio para los aeropuertos insulares, porque la opción por la que aboga el Gobierno central, que es la privatización, no es la fórmula que interesa en Balears ni mucho menos la que se había negociado y barajado con el Ministerio de Fomento. La privatización no resuelve el problema de la gestión, sino que en el caso de Balears lo empeora», puntualiza el conseller de Mobilitat.