0

Una interpelación del PP sobre la política del Govern en relación con la instalación del tranvía de Palma y una proposición no de ley del grupo socialista sobre la lucha contra la corrupción política serán dos de los principales polos sobre los que girará el debate parlamentario balear en el pleno de mañana.

Tampoco faltarán en el turno de preguntas de control al Govern por parte del PP asuntos como los accesos al nuevo Hospital de Son Espases y los recortes presupuestarios necesarios para cumplir los requerimientos europeos.

La agenda de mañana se completa con dos proposiciones no de ley de los «populares», una sobre la política educativa del Govern y otra en favor de la seguridad jurídica en Baleares, y con una pregunta acerca de cómo avanzan las denuncias realizadas por un grupo de mujeres maltratadas en un piso de acogida en Palma.

Además, el presidente balear, Francesc Antich, será preguntado por el portavoz parlamentario popular, Antoni Pastor, sobre qué grado de cumplimiento considera que han de tener los acuerdos adoptados por el pleno del Parlament.