Francesc Fiol se reincorporó al Parlament tras haber estado convaleciente por un infarto. | Joan Torres

0

El Parlament aprobó ayer dos nuevas leyes del Govern -la de publicidad institucional y la de mediación familiar- y reprobó por tercera vez al conseller d'Economia, Carles Manera, en lo que va de legislatura. El pleno estuvo marcado por la tensión entre los distintos grupos parlamentarios. La presidenta de la Cámara, Aina Rado, tuvo que llamar la atención en innumerables ocasiones a los diputados.

Publicidad institucional. La ley que regulará la publicidad institucional fue aprobada por asentimiento por la Cámara. Sólo UM mantuvo enmiendas, que no fueron aprobadas. Melià defendía que no se crease ninguna comisión para gestionar la publicidad institucional con el objetivo de ahorrar costes. La ley de publicidad institucional fue impulsada por el Govern. La consellera de Turisme i Treball, Joana Barceló, defendió la ley.

Mediación familiar. La ley fue aprobada por asentimiento y tras un pacto alcanzado entre PP y PSOE. La diputada de UM Maria Antònia Sureda defendió 13 enmiendas, que finalmente fueron rechazadas. El proyecto fue presentado en este último trámite por la consellera de Benestar Social, Josefina Santiago.

Reprobación. El PP consiguió el apoyo del PP para reprobar por tercera vez esta legislatura al conseller d'Economia, Carles Manera, por no llevar los presupuestos al Parlament. La diputada del PP Mabel Cabrer acusó al Govern de actuar con tics antidemocráticos. El Parlament obliga a Manera a llevar a la Cámara cualquier modificación de crédito que se produzca en el próximo ejercicio. También se solicitará un informe a la Sindicatura de Comptes para que determine si la actuación del Govern de no llevar los presupuestos al Parlament ha sido correcto.

Financiación. El conseller de Economía y Hacienda, Carles Manera, confirmó que Baleares recibirá en 2011 entre 450 y 500 millones de euros de recursos adicionales mediante el nuevo modelo de financiación autonómica, mientras que este año percibirá alrededor de 400 millones (36 millones mensuales), por lo que destacó que este sistema fue un «buen acuerdo, pese a que es muy probable que sea insatisfactorio para mucha gente».

Son Espases. La diputada del PP Aina Castillo volvió a preguntar al conseller de Salut, Vicenç Thomàs, el expediente de Son Espases. Castillo lamentó que el conseller Thomàs no haya aceptado enviar el expediente de Son Espases al Parlament. Thomàs reiteró que Son Espases ha tenido un coste de 235 millones de euros, a los que hay que añadir otros 60 millones de las mejoras introducidas por este Govern.

Educación y lengua. La diputada del PP Isabel Llinàs cuestionó en el pleno que un instituto de Inca hubiese convocado una protesta en contra del presidente del PP, José Ramón Bauzá, a propósito de la política lingüística. El conseller d'Educació, Bartomeu Llinàs, negó que la directora hubiese promovido esta movilización y defendió el fondo de la protesta. Llinàs comparó la protesta contra Bauzà con una recogida de ropa o un acto en favor del medio ambiente.

Platja de Palma. El portavoz del grupo popular, Antoni Pastor, criticó la apatía de Antich en relación a la reforma de la Platja de Palma. Pastor pidió al president que interviniese. Antich dijo que se sigue trabajando, negó reuniones secretas al margen de Nájera, y recordó que Bauzá y Melià sí han mantenido el viernes un encuentro clandestino.