Vicente Grande y su abogado, Joan Font, en una imagen de archivo. | T. Ayuga

8

Novapedro, una empresa del promotor inmobiliario y ex presidente del Mallorca, Vicente Grande, se ha declarado en concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) con un pasivo de unos 55 millones de euros y unos activos valorados en 60 millones de euros, según han confirmado fuentes judiciales.

Esta empresa, que se define como promotora inmobiliaria y que tiene en cartera varios locales ocupados por las cadenas de alimentación Eroski SYP y Mercadona, no entró en el concurso inicial del Grupo Drac, el mayor de la historia de Balears con un pasivo de unos 900 millones de euros y unos activos de 1.100 millones de euros.

Hipoteca

Según las fuentes consultadas por este diario, el empresario se vió abocado a solicitar la declaración de concurso voluntario de acreedores ante la decisión de la sociedad centroeuropea Tempus Holding de ejecutar una hipoteca de 48 millones de euros. Esta empresa se habría negado a negociar estas deudas y precipitó la decisión del ex propietario y presidente del Mallorca.

El concurso ha sido admitido en el Juzgado Mercantil 2 de Palma, que lo está tramitando a la espera de que los administradores concursales lleguen a estructurar un convenio con los acreedores.

La Fiscalía Anticorrupción, por otra parte, investiga desde hace más de un año a Grande por la presunta comisión de un delito fiscal cometido en algunas de las operaciones realizadas por medio de sus sociedades que conforman el Grupo Drac.

La causa , que ya obra en poder del Juzgado de Instrucción 4 de Palma, corresponde a una denuncia presentada por la Agencia Tributaria de Baleares, cuyos inspectores habrían detectado una serie de supuestas irregularidades fiscales en las cuentas del Grupo Drac.

En concreto, Hacienda ha denunciado presuntas infracciones en el impuesto de sociedades que deberían haber abonado las sociedades de Grande.