La demolición del hotel podría producirse antes de que finalice el año. | Jaume Morey

2

La Junta de Gobierno del Ajuntament de Palma aprobó ayer una nueva valoración del hotel Sayonara, exactamente de 726.596 euros; casi la mitad que la tasación realizada en enero de este año que era de 1.456.000 euros. La regidora d'Urbanisme, Yolanda Garví, informó ayer que le trasladarán el acuerdo sobre el nuevo precio a la propiedad para poder resolver el proceso de expropiación y así poder ejecutar de forma inmediata la demolición del inmueble y convertirlo en una zona ajardinada con aparcamientos públicos.
Garví expresó su deseo de que «la propiedad mantenga su compromiso, pese a la discrepancia en el nuevo precio, de permitir la ocupación del solar para que se puede comenzar el proyecto de manera inmediata». Una vez que Cort tenga esta autorización podrá adjudicar definitivamente las obras de demolición y del nuevo aparcamiento, así como solicitar una prórroga al Gobierno central, ya que este proyecto se financia con el Plan E. Si antes de finales de año no se ha alcanzado un acuerdo con la propiedad, Cort podría perder los 450.000 euros destinados a este proyecto.
Situación
La responsable de Urbanisme explicó que la valoración del hotel Sayonara se ha reducido tanto porque se ha emitido un informe por parte del Servei de Protecció d'Edificis que informa de que el hotel Sayonara se encuentra en situación de ruina económica y urbanística. De este modo, la valoración del edificio es cero y al valor del solar se le tiene que descontar el coste de demolición del inmueble.
Garví recordó que esta es la cuarta valoración que se realiza del hotel Sayonara. La primera fue la pasada legislatura, cuando se valoró en 1.290.000 millones de euros. En enero de 2010 se volvió a tasar para presentar este proyecto al Plan E y se cuantificó en 1.390.000 millones de euros. Sin embargo, el grupo municipal del PP presentó una proposición en el pleno de febrero para que se volviese a realizar una nueva tasación. Desde entonces, el portavoz del PP, Julio Martínez, ha venido reiterando que la tasación del hotel Sayonara era muy elevada y que había que tener una especial cautela, ya que es propiedad de la ex consellera de Salut del Pacte, Aina Salom.