Los últimos 300 ingresados en Son Dureta irán a Son Espases el 6 y 8 de diciembre

| Palma |

Valorar:
preload
Vista de las obras de son Espases.

Vista de las obras de son Espases.

22-03-2010T. MONSERRAT

La Conselleria de Salud prevé trasladar los días 6 y 8 de diciembre al nuevo hospital de Son Espases a los últimos 300 pacientes ingresados en Son Dureta, donde ya se aplica un plan de reducción de la hospitalización para recortar el número de ingresos en un 60 por ciento.

El conseller de Salut, Vicenç Thomàs, ha explicado hoy que el objetivo es aprovechar el puente de la Constitución para llevar a cabo la fase más delicada del proceso de apertura del nuevo hospital de referencia de la Comunidad, que arrancará el 10 de octubre con la entrega de las obras finalizadas y se prolongarán hasta bien entrado 2011 cuando se completen todos los procesos de certificación.

Thomàs ha subrayado que la planificación de apertura de Son Espases ha sido elaborada por 250 profesionales con la premisa de garantizar la «calidad asistencial y la seguridad» de los usuarios y realizar el proceso en «el menor tiempo posible» para comodidad de pacientes y personal sanitario y administrativo.

Si se cumple la previsión de la Conselleria, que quiere inaugurar formalmente las instalaciones del nuevo hospital a mediados de diciembre, el 25 de octubre comenzarán a funcionar en Son Espases los servicios administrativos, en la segunda quincena de noviembre la actividad ambulatoria y extractiva y, tras el traslado de los ingresados, el 9 de diciembre arrancarán las urgencias.

El resto de los servicios, que son aquellos que requieren certificación técnica y de seguridad o los que están pendientes de licencias ajenas a la administración sanitaria, se irán abriendo paulatinamente a partir de la segunda quincena de enero de 2011, ha indicado Thomàs, que ha hecho hincapié en las mejoras introducidas al proyecto original elaborado por el Govern del PP, cambios que harán de Son Espases en «uno de los mejores hospitales de Europa».

Ingresos

Salut calcula que en el puente de la Constitución estarán ingresados entre 65 y 70 pacientes en el área materno-infantil que serían trasladados el 6 de diciembre y de 200 a 250 enfermos en el área general que serían llevados a Son Espases el 8 de diciembre.

Según el director de Son Dureta, Luis Carretero, en condiciones normales en esas fechas habría hospitalizadas unas 800 personas, pero ya hace meses que se ha puesto en marcha un plan de reducción de los ingresos materializado en un aumento del 14 por ciento de las cirugías programadas.

Además, se programarán antes las intervenciones quirúrgicas que necesitan más tiempo de recuperación y se derivarán otras a centros públicos, principalmente Son Llatzer, y privados.

También se derivarán urgencias con ingreso, incluso a hospitales de la península en «casos excepcionales», según el conseller, como las complicaciones de embarazos en pacientes de Menorca, Ibiza y Formentera desde tres semanas antes del día de traslado.

Carretero ha asegurado que el plan de apertura de Son Espases contempla un presupuesto aproximado de 1,3 millones de euros para sufragar los ingresos y tratamientos que sean derivados a clínicas privadas, pero ha eludido dar una cifra indicativa del coste total del proceso de traslado argumentando que es muy complejo.

El conseller ha indicado que el nuevo hospital contará con equipamientos valorados en 85 millones de euros, ha confiado en que el Consell de Mallorca concluya en la última semana de noviembre los nuevos accesos por carretera a Son Espases y ha recordado que el Ayuntamiento de Palma habilitará cinco líneas de autobuses que conectarán la ciudad con el centro sanitario.

Para dar a conocer todas estas novedades y avisar a los pacientes con cita en Son Dureta que tengan que acudir a Son Espases se ha previsto la puesta en marcha de un servicio de información específico con un número único que pronto publicitará la Conselleria de Salud.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.